CÓMO HEMOS VISTO PASAR LOS AÑOS: Especial 10º aniversario

Esta es una entrada muy especial para nosotros, aunque en parte sea una entrada repetida y lo es por una sencilla razón: hemos tomado la primera entrega de Cómo han pasado los años, aquella que publicamos hace una década, y la hemos ampliado con imágenes correspondientes a nuestros días y a cómo a lo largo de esta década hemos visto esos lugares. Antes de que nadie lo pregunte, sí. Los rótulos de las imágenes de antaño y de las del 2009 son los originales, aquellos con los que las fotografías salieron publicadas hace diez años en esta misma sección. Por lo menos, algo hemos mejorado en lo que a rotular se refiere.

Abríamos esta sección con tres pares de imágenes. El primero estaba dedicado a la Casa Consistorial, comparando el edificio, en 1926, con la forma en la que lucía a comienzos de 2009, con la decoración navideña de aquel año todavía puesta.

En 2013 el edificio se cubría de andamios en una obra que duró varios meses y que le permitió mostrar una restaurada fachada, con un color algo más vivo que el que lucía hasta entonces. Su interior también fue objeto, dos años después, de una profunda restauración.

El segundo par de imágenes tenía a la Casa de Cultura como protagonista, con una fotografía del año 1920, cuando todavía era la Escuela de Capataces, y otra de comienzos de 2009.


En el 2017 el edificio cambió los colores gris y crema por una combinación de azul y blanco que luce desde entonces. Una obra de la que, como la anterior, también les informamos a través de esta página.

El tercer y último par de instantáneas de aquella primera entrada se centraba en el estanque del parque Jovellanos, con una imagen del año 1970 y otra de comienzos de 2009.

Pocos cambios se observan en este emblemático estanque en la última década, en la que muchas veces ha sido protagonista del Usted denuncia por la suciedad de sus aguas o la muerte de algún que otro pato. El entorno de la caseta fue reformado recientemente.

Comentarios

  1. Nunca entenderé esa horterada de fachada que han puesto a la casa de cultura. Tampoco que en el patio de entrada tenga montada su terraza una sidrería. Pero ese ya es otro cantar.

    ResponderEliminar
  2. Francisco Hermosilla26 de marzo de 2019, 17:46

    Que suerte de fotos del estanque del parque,porque la realidad es que los pobres patos no hacen otra cosa que nadar entre basura y restos.
    Vergüenza del Ayuntamiento de mantener esos animales tan desatendidos, ¿donde están los defensores de los animales cuando se los necesita?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

NOTA: Se recuerda a los lectores la necesidad de comentar de forma educada y respetuosa.
Mantengamos esta web como un sitio donde las opiniones se expresen con educación y las buenas formas.
eQuipo de EL BLOG DEL MIERENSE