21/2/14

USTED DENUNCIA: El desuso comienza a verse en el chalet de Figaredo / Unos carteles que nadie respeta

Como cada semana, les ofrecemos dos nuevas denuncias enviadas por nuestros lectores. ¿Qué deben hacer para enviarnos sus denuncias y quejas, siempre que versen sobre asuntos relacionados con Mieres? Contactar con nosotros en elblogdelmierense@gmail.com, o también por vía Facebook o Twitter.
Pueden enviarnos escritos, vídeos, audios, imágenes, presentaciones en Power Point... Solo dos requisitos: la palabra ‘denuncia’ en el asunto del mail o del mensaje de Facebook o Twitter y, para los documentos gráficos, sí que pedimos que se adjunte una pequeña explicación de lo que se pretende denunciar.

Lolo nos traslada hasta Fiagredo con su denuncia para mostrarnos el estado en que se encuentra un edificio usado hasta no hace muchos años: el chalet. Nuestro lector comienza contándonos que “vivo aquí al lado, en la urbanización, y puedo decir que desde que lo que había en el chalet lo llevaron para Mieres [en referencia al Cecodet] lo han abierto cuatro o cinco veces”.
“El caso es que se está comenzando a ver cómo el tiempo que lleva sin usarse le está comenzando a pasar factura. Se ha descolgado un cable de la luz o del teléfono en plena fachada, la maleza comienza a crecer en los jardines, los accesos están sucios y el aire ha armado alguna trastada”. ¿Qué opina nuestro lector del futuro del inmueble? Según palabras de Lolo, “es una joya que deben saber sacarle uso, no puede dejarse abandonar. Propuestas habíalas, pero intenciones me parece a mí que no y aunque se hablaba de que estaba muy mal por dentro, ¿cómo fue que los que estaban antes no se quejaron nunca de eso?”.

Seguimos con la denuncia de Victoria, que critica un hecho que no es la primera vez que alguien trae a colación en este apartado.
Nuestra lectora se queja de que “en cada una de las entradas del parque Jovellanos hay un cartel de “prohibido perros”, como el que os enseño en la foto. No entiendo por qué exacto motivo hay quienes tienen esos animales y siguien metiéndolos al parque, no ya atados, que de lo malo, tampoco pasa nada, sino sueltos, permitiéndoles andar a sus anchas por las zonas verdes y los alrededores del estanque de los patos. ¿Qué parte de las dos palabras que tienen esos carteles no entienden? Y otra cosa, ¿por qué quienes se encargan de vigilar el parque no les dicen nada? Más seriedad y más control, por favor”.

4 comentarios:

Xurde dijo...

Nel Xovellanos ya tengo yo visto a xente, como diz la denunciante, meter el perru sueltu, y ellos tan tranquilos, sentaos n'un bancu. A ver, que nun ye una zona d'eses pa soltar a los perros que hay nel paséu fluvial, que ye un parque y que nun se puen meter animales (salvo si yes invidente y ye un perru lazarillo).
El resto de casos, sobren. Pues non, hay muncha xente que nun lo entiende.

Julia dijo...

El chalet de Figaredo valía como biblioteca/sala de estudios tipo el chalet de Villa Magdalena de Oviedo, con su parque en torno a él. Lástima que no esté en Mieres, porque se le podría sacar mucho partido así.
Sobre lo de los perros, completamente de acuerdo con Victoria.

Anónimo dijo...

Claro que los perros no pueden andar sueltos por el parque, pero tampoco los adolescentes fumar porros en sus bancos, los niños subirse a los árboles hasta que las ramas rompen, amanecer todos los lunes el estanque de los patos lleno de latas de cerveza, que los bancos y el Kiosko de la música aparezcan grafiteados al día siguiente de limpiarlos....y con todo esto parece que sólo molestan los perros.....por cierto y para cuando una área canina en el centro de mieres y no a tres kilómetros?...en Oviedo y en Gijon las hay delimitadas en todos los parques públicos.

Anónimo dijo...

a tres kilómetros no, sólo hay que cruzar un puente y andar 150 metros y ya estás en el área canina, también a 5 minutos del centro de mieres, salen sendas por el bosque donde nadie te dirá nada por tener el perro suelto.