11/9/15

PEQUEÑAS SEMBLANZAS DE GRANDES MIERENSES: Agustín Domínguez, 'Tinso'

Agustín Dominguez García, más conocido como Tinso, nació en el año 1930 en un pueblo de la provincia de Lugo. Siendo niño, se mudó con su familia a Mieres, lugar en el que su padre buscaba, como muchos otros gallegos de la época, una oportunidad laboral en la minería.
*'Tinso', en el parque Jovellanos.
Con buena mano para el dibujo, Tinso comenzó a destacar desde la escuela. Tras trabajar en la minería de la Güeria de San Xuan durante unos cuantos años de su juventud, problemas de salud le obligaron a apartarse del oficio. Fue entonces cuando decidió dedicarse de lleno a la pintura. Trabajó desde su taller en Oñón, realizando diversos dibujos y pinturas para varias publicaciones, entre ellas, el Pico Polio, que era el Boletín de Información de Fábrica de Mieres.
Se encargó también de pintar numerosa publicidad del concejo de Mieres en las décadas de los sesenta y setenta y de realizar diversas actividades relacionadas con la pintura con ocasión de las fiestas que entonces se celebraban en el concejo (como el engalanamiento de las caleyas de Requejo con ocasión de sus fiestas).
Su más laboriosa tarea la realizó y la realiza en Oviedo, con la restauración de las pinturas de la Iglesia de San Juan El Real. Se trata de una tarea que terminó hace varios años (en el 2010), tras casi treinta de trabajo realizado, dadas las dimensiones del templo y el hecho de que solo podía trabajar en ello los fines de semana. Eso sí, ha dejado su huella personal en los trabajos de restauración, y lo ha hecho pintando su cara sobre el cuerpo de uno de los apóstoles en un fresco de la última cena. En la actualidad acude frecuentemente al templo para realizar labores de mantenimiento de los frescos.
Tinso vive hoy en día en una pequeña casa de Requejo, con una modestísima pensión. Con dificultades auditivas, pasea mucho por su Mieres del alma, aunque, como él dice, lo hace con los audífonos apagados para que el ruido no lo perturbe. Solo los conecta para charlar con alguien que le invite a ello.
Fue homenajeado hace unos años durante las fiestas de Santa Bárbara por la Asociación Cultural Santa Bárbara.

3 comentarios:

Xurde dijo...

Un personaxe. Nun conocía muncho de la so vida privá, pero sí sabía lo de la iglesia d'Uviéu. Desconocía tamién lo de los audífonos.

Anónimo dijo...

Y otro detalle de este particular genio: siempre lleva consigo un reloj de cadena, herencia de su padre.

Noelk dijo...

cuanto y pagaron los curas por lo de la ilesia? aparte del "privilegio" de ser apostol...