25/11/16

ENTREVISTA: Celso Suárez, presidente de la Asociación Cultural 'Los Averinos'

Es una de las asociaciones más activas del concejo, pos su defensa, entre otras cosas, del patrimonio industrial, a través de exposiciones, conferencias o proyectos como el recientemente presentado de recuperación del ferrocarril minero entre La Pereda y La Foz, con fines turísticos. Hablamos, claro está, de la Asociación Cultural ‘Los Averinos’.
De la asociación, de sus proyectos y de patrimonio, charlamos con Celso Suárez, su presidente. 

“Nuestro patrimonio histórico e industrial no está tan atendido y protegido como debiera, aunque se debe reconocer también el esfuerzo de algunas administraciones en evitarlo y algo se ha conseguido”

-Todo el mundo conoce hoy en día la Asociación Cultural ‘Los Averinos’, bien sea por sus exposiciones, sus publicaciones o sus actividades, pero pocos conocen su origen. ¿Cuándo y cómo surge esta asociación, arraigada en Lloreo?
Esta Asociación surge por el entusiasmo de un grupo de amigos, la mayoría residentes en Mieres, pero nacidos en Loredo, de dar a conocer las bondades de su pueblo. Es bien conocida la antigüedad de Loredo como pueblo, pues  ya en 1143 Gonzalo Bermúdez dona a la Catedral de Oviedo los cotos de Baiña y Loredo que a su vez le habían sido donados a él y a su mujer por Alfonso VII, quizás por algún hecho de armas o vasallaje. Loredo siempre fue un pueblo escondido, pues no era lugar de paso de caminos o carreteras hacia otro lugar. Usando términos mineros se puede decir que su ubicación lo situaba en un fondo de saco del que no salió hasta la construcción de la C.N.-630 de Mieres a Oviedo. Como pueblo asturiano y debido a su fértil vega, durante años anegada por las crecidas del río Caudal estaba en posesión de 40 hórreos y 4 paneras según refiere Efrén García en su obra Hórreos, Paneras y Cabazos asturianos, lo que le permitía ser el pueblo del concejo de Mieres con el mayor número de construcciones, seguido de Urbiés y Figaredo.
*Placa sobre la donación de Gonzalo Bermúdez.
Sus molinos harineros movidos por la energía hidráulica que proporcionaba el reguero, las antiquísimas fornas de arroxar y hacer el pan y la boroña, los caleros, los corredores de sus antiguas construcciones, el retablo barroco de su Iglesia, el carácter de sus gentes  y su pasado industrial y minero propiciaron nuestro interés para que todo ello fuese conocido. Reunidos, pues un 30 de Diciembre de 2011, decidimos constituir una Asociación Cultural sin ningún ánimo de lucro, que bautizamos como Los Averinos con el único fin de potenciar y destacar las virtudes y la historia de nuestro pueblo. Desde esa fecha realizamos exposiciones fotográficas en centros escolares, residencias de mayores y casas de cultura como Mieres, Moreda, Morcín y Riosa y en cualquier lugar donde se nos requiera. Anualmente organizamos con el patrocinio del Ayuntamiento y la Consejería de Cultura marchas peatonales hasta el Valle de Frechura, por Navidad ubicamos un belén en diferentes lugares, investigamos nuestra historia en archivos y bibliotecas, realizamos publicaciones y artículos, entrevistas radiofónicas y apariciones en prensa y TV. Siempre con el fin de difundir el pasado de nuestro pueblo y su Parroquia.

-La asociación tiene su sede en una zona cargada de vestigios industriales y rica en mineral, con actividad desde la primera mitad del siglo XIX y hasta nuestros días. ¿Qué hitos destacaría del pasado minero de la parroquia? ¿Con cuántas explotaciones y trabajadores llegó a contar la parroquia de Lloreo, en la época del máximo auge de la minería? ¿Cuántos tiene hoy en día?
En mayo de 1889 Joaquín Cuesta, industrial y vecino de Mieres estaba en posesión de las minas y concesión de Victoria, Numancia y Carmen las cuales se encontraban en producción desde hacía varios años. Solicita en dicha fecha otras 100 Hectáreas para otra mina que llevará el nombre de La Submarina en la misma zona carbonífera que las anteriores y en términos de Bullidoso – Blancura, Parroquia de Loredo.
*Cantera al lado de la actual senda verde.
La Sociedad Minas de Riosa, dueña del Coto Riosa-Morcín que ya comenzaba sus explotaciones en las zonas de Canales y La Raíz, necesitaba una vía de salida para sus carbones y Joaquín Cuesta llega a un acuerdo  para la permuta de sus concesiones de Blancura y las instalaciones ferroviarias que desde Blancura transportaban sus carbones por un f.c. de 1500 m. y varios planos inclinados hasta la estación de Ablaña, a cambio de 150 acciones de la Sociedad riosana. Minas de Riosa construye en f.c de 5 km. en la cota 456 que atraviesa el límite de concesión entre los concejos de Mieres y Morcín a través de un túnel de 600m, llamado de La Boqueriza para finalizar en el paraje denominado Ana María, en términos de Loredo.
Dos planos inclinados descienden los carbones riosanos hasta enlazar con el ya citado f.c. de las minas de Blancura para depositarlos por medio de otros dos planos inclinados en el punto de evacuación ferroviario de Ablaña. Este complicado transporte se mantiene varios años a la vez que los niveles de explotación en Riosa van descendiendo a nuevas cotas, obligando a elevar los carbones hasta la cota del f.c. que los llevará hasta Ablaña. La asfixia del sistema se acentúa y se ve la necesidad de construir un nuevo f.c. que desde la cota más baja en La Foz recoja todos los carbones explotados en una tolva para conducirlos hasta La Pereda a través de los 9 km. y 11 túneles que son necesarios para su recorrido. Se inician las obras en 1914 y se terminan en 1921 con un elevado coste de 4 millones de pesetas.
Es indudable que la minería de Blancura y las obras del ferrocarril minero entre La Foz y La Pereda originaron grandes movimientos de trabajadores que fijaron su residencia en puntos próximos a sus destinos laborales. En 1857 en las primeras décadas mineras tenía la parroquia de Loredo 565 habitantes, 1551 en el año 1910 y 2546 en 1940, la mayor población alcanzada. En 1981, en claro descenso laboral, desaparecida la minería en Blancura, el ferrocarril de La Pereda a La Foz, las instalaciones de La Pereda y el ocaso que vivía la minería en Ablaña solo contaba la Parroquia con 613 habitantes. En su obra Noticias de Mieres y su Concejo, el estudioso local Julio León Costales, anota que 1859 el pueblo de Loredo poseía 339 habitantes, Vega de San Pedro 46, Bullidoso 95, La Pereda 140 y Ablaña 122. La estadística de habitantes del Ayuntamiento en fecha 3 de Noviembre de 2016 aporta para la Parroquia de Loredo 542 y para el pueblo 81.

-La minería dejó vestigios que hoy conforman lo que se conoce como patrimonio industrial, del que la asociación que usted preside sabe mucho… Antes de hablar de casos concretos, la pregunta es obligada, ¿se protege y promueve lo suficiente desde las administraciones el patrimonio industrial?
*Celso, en la exposición sobre El Vasco asturiano.
Sinceramente, creemos que nuestro patrimonio histórico e industrial no está tan atendido y protegido como debiera. Múltiples ejemplos lo atestiguan con el óxido de sus estructuras metálicas o con el derrumbe y abandono de sus paredes. Asturias y en especial nuestras Cuencas Mineras contaban con cientos de kilómetros de f.c, un inmenso número de locomotoras y tractores de todo tipo y nacionalidad, históricos edificios industriales, castilletes, bocaminas, planos y  espacios  que deberían de haber sido protegidos antes de su deterioro.
Tanto en la industria siderúrgica como en la minera no se actuó a tiempo y actualmente es tarde. Se debe reconocer también el esfuerzo de algunas administraciones en evitarlo y algo se ha conseguido. Tenemos varios museos, ferrocarriles convertidos en sendas verdes, viejas chimeneas industriales, locomotoras y tractores que junto a palas cargadoras, minadores y rozadoras decoran y embellecen nuestras rutas y paseos. Mención especial para las cristalinas aguas de los negros ríos y arroyos de antaño donde habita la fauna piscícola después de cien años de abandono. Con frecuencia veo el castillete de Nueva Montaña en Ablaña y me imagino lo bonito que quedaría en una rotonda a la entrada de Mieres para admiración de los visitantes, recordando épocas de esfuerzo y sacrificio de los mineros asturianos que con su trabajo contribuyeron a la existencia de un nuevo y moderno país.

-La parroquia de Lloreo cuenta con muchos ejemplos de patrimonio industrial, que van desde bocaminas a la antigua estación del ferrocarril en Lloreo, o los túneles de la actual vía verde. De todo ese patrimonio, ¿qué elemento o elementos atesoran un mayor valor, por características, antigüedad…?
Por el pequeño territorio de 9,52 Km. cuadrados que comprende la Parroquia de Loredo circularon en su día 6 ferrocarriles: Ferrocarril del Noroeste, Ferrocarril Vasco Asturiano, Ferrocarril minero de Nicolasa a Los Cribos, Ferrocarril minero de Llamas, ferrocarril minero de montaña de Riosa y Blancura con final en Ablaña y el ferrocarril minero de La Foz a La Pereda, hoy convertido en senda peatonal y lúdica.
*Puente sobre el río en La Rociella, Lloreo.
Respecto a la minería del carbón podemos citar el Grupo de Montaña de Blancura entre La Pereda y Loredo y los pozos de Llamas y Nicolasa con sus labores de montaña en pisos altos y muy próximos al Lusorio. No hay duda que toda esta actividad genera toda clase de restos industriales y mineros. Numerosas bocaminas y pisos de explotación con planos de descenso de los carbones, ubicaciones de los llamados tranvías aéreos, edificios y  escombreras, caleros, tajeas, muros de sostenimiento, lavaderos, hornos de cok, tolvas, cargaderos etc. De todo este patrimonio en la Parroquia de Loredo además de las pequeñas y habituales obras necesarias para los ferrocarriles podemos destacar un conjunto de construcciones verdaderamente importantes y llamativas  realizadas en piedra de caliza griote o caliza roja procedente de una próxima cantera que aportó los sillares y las losas tableadas de diferentes gruesos, necesarias para la construcción de la estación de Loredo y los puentes bajo los cuales circulan los caminos del pueblo y el reguero.
Del mismo material están construidas y labradas las bocas de varios túneles como el de la Boqueriza en el primer f.c. y los del f.c. de Loredo, incluyendo pasos superiores sobre la línea como el puente oblicuo  sito entre La Pereda y Loredo, paraje del Setal. De todo este patrimonio destacan por su belleza y armonía la Estación de Loredo, hoy convertida en Aula Didáctica del Ferrocarril y el puente rampante del Setal, próximo a La Pereda.

-Hablábamos de la vía verde, y la pregunta no puede faltar, ¿cuándo surge la idea, recientemente presentada, de recuperar el trayecto del ferrocarril minero entre La Pereda y La Foz, con fines turísticos?
La idea no es nueva. El f.c. dejó de funcionar en 1969 y como casi siempre sucede alguien decidió desguazar y achatarrar todo lo que fuese aprovechable. Ensidesa vendió carriles, traviesas, grava, artísticas barandillas de hierro fundido y dobles tés de los pequeños puentes que soportaban el peso de los trenes carboneros que cruzaban sobre antiguos caminos de servicio. Tramos de trinchera quedaron incomunicados sin posibilidad de recorrido.
*Salida del último de los túneles del f.c. minero.
Gentes nostálgicas de Loredo, entre los que me encuentro y asociaciones vecinales gestionamos en el Ayuntamiento de Mieres la posibilidad de compra de la trinchera ferroviaria entre La Pereda y el límite de concejo en el túnel nº 5 en Peñamiel con el propósito de convertirla en una senda peatonal. Pasó una década, pero al fin se realizó la compra, se repusieron los puentes, se reparó el firme y el antiguo f.c. quedó convertido en una senda lúdica, verde y peatonal. La antigua estación, muy deteriorada por el vandalismo y la climatología  fue reparada y en los años 90 pasó a ser un Aula Didáctica del f.c. El antiguo Director de las Minas de Riosa, que lo había sido desde el año 1932, D. Luis Alvarez Fueyo fue invitado a la inauguración de lo que había sido la estación donde los mineros cuyo destino eran las minas de Riosa, tomaban el tren a horas muy tempranas de la mañana.
Cerca ya del siglo XXI, Javier Fernández elabora un sencillo e ilusionante proyecto de lo que sería un f.c. turístico entre La Pereda y el límite de concejo en Peñamiel, ya que una cantera en terrenos de Morcín había yugulado el paso hacia La Foz. Este proyecto no fructificó y ahora a propuesta de la A.C. “Los Averinos”  y nuevamente con el interés del Museo del Ferrocarril y su Director se hace un nuevo intento, recientemente expuesto en la Casa de Cultura de Mieres al que prestan su apoyo los consistorios de Mieres, Riosa y Morcín. Confiamos se convierta en realidad.

-El proyecto está avalado por un informe del director del Museo del Ferrocarril de Asturias, y cuenta con el apoyo, entre otros, del Ayuntamiento de Mieres. ¿Puede ser una realidad a corto plazo? ¿Qué impedimentos u obstáculos, puede, a priori, encontrarse?
La exposición del estudio sobre un ferrocarril histórico en Loredo que realizó en La Casa de Cultura de Mieres Javier Fernández el pasado 21 de Octubre, dejó bien claro la viabilidad del proyecto. Javier, que conoce casi la totalidad de los f.c. turísticos que funcionan en Europa, expuso datos, informes y experiencias suficientes que convencieron a la asistencia. Opina que los trabajos se realizarían por fases y con personal voluntario. No encuentra ninguna dificultad insalvable ya que no serían necesarias expropiaciones ni indemnizaciones.
*El antiguo ferrocarril minero.
El firme de la línea del f.c. entre La Pereda y Frechura está en perfectas condiciones para tender la vía. El material necesario como carriles y traviesas considera que se pueden conseguir sin costo alguno, pues existe abundante material de desecho que se puede aprovechar. Las locomotoras están dispuestas en el Museo del Ferrocarril de Gijón.
En principio sería necesaria una nave en La Pereda para guardar material y herramientas que en el futuro sería la cochera donde aparcar el material rodante. No es este un proyecto al uso con un presupuesto ni fechas de entrega, se irá construyendo en etapas durante varios años con personal que entienda que el trabajo no es un castigo y que aportando su esfuerzo está haciendo un bien a la sociedad. Con estos planteamientos se realizaron ferrocarriles en España y en Europa que hoy están funcionando para el ocio y disfrute de todos. Sería también factible formar un consorcio con los organismos que lo apoyan como los Ayuntamientos de Mieres, Morcín y Riosa, sin descartar al Principado ni al empleo de capital privado. Realizada esta primera fase de 4 Km. hasta Frechura se continuará el recorrido hasta La Foz salvando el obstáculo de la Cantera de Peñamiel y acondicionando los otros 4 Km. restantes. Javier Fernández con su entusiasmo y experiencia afirma que de hacerse realidad este proyecto estaría entre los parques ferroviarios más relevantes del mundo.

-¿Existe algún estudio sobre los costes de llevar a cabo el proyecto? ¿Y alguna estimación acerca de cuántos turistas podrían sentirse atraídos por el ferrocarril?
Anteriormente ya se comentó que la realización de esta obra no presenta un proyecto con cuantías económicas ni fechas de entrega ni de finalización de obra.
Tampoco se plantea ninguna estimación sobre el número de viajes, número de viajeros ni precios de los billetes. En Asturias tenemos un ejemplo reciente del funcionamiento en Langreo, con el f.c. de Samuño que puede orientar sobre su actividad y su operatividad. Javier Fernández, el Museo del Ferrocarril y el  Ayuntamiento de Langreo conocen perfectamente su funcionamiento y sus resultados.

*Vista de parte del antiguo trazado del ferrocarril.
-Otra pregunta necesaria, ¿qué ocurriría con la senda verde, sus usuarios e incluso los escaladores que frecuentan la zona, en el caso de que finalmente se recuperase el ferrocarril?
La instalación de las vías no tiene porqué afectar al trazado de la Senda. El ancho de la trinchera es de 4,50 metros y en muchos  tramos presenta más amplitud. La vía de 0,75m. y las traviesas de poco más de un metro dejan el suficiente espacio para que la senda cumpla su función  peatonal y cicloturista.
La vía se posicionará a un lateral de la senda con la posibilidad incluso de enterrar las traviesas dejando el carril al mismo nivel que la calzada. Los escaladores que practican su deporte en la pared del túnel Nº-4 no tendrán ningún problema, mantendrán la actual situación y conservarán las 19 vías de escalada para la práctica de su deporte.

-Sin dejar de hablar de la senda, ¿continuarán en los próximos meses con la colocación de paneles informativos, como los colocados este verano en el último tramo, comentando aspectos del trayecto? ¿Hay perspectivas de que uno de los grandes túneles, sin iluminación desde hace tiempo, la vaya a recuperar?
La A.C. “Los Averinos” propuso a los responsables municipales la confección de un nuevo panel informativo, para el que aportó el texto, a colocar  en las proximidades del puente rampante sito en el paraje del Setal, entre La Pereda y Loredo. La Consejería de Turismo lo aprobó y próximamente será colocado. El texto de dicho panel explica la oblicuidad del puente y su verdadera causa. Su construcción fue debida al capricho del propietario de los terrenos expropiados para la trinchera del F.C. en ese punto. Un antiguo camino recorría su finca y al ser cortado por la excavación, el propietario exigió que el puente se construyese con la misma dirección que tenía el antiguo camino. Hecho con  piedra labrada procedente de la cantera de Loredo, con la esbeltez de sus arcos y su oblicua posición es uno de los mejores restos industriales que nos dejó el ferrocarril.
*Uno de los túneles de la senda.
Para recorrer la actual senda es necesario atravesar cuatro túneles de los once que se encontraban en su recorrido hasta La Foz. El primero de ellos se sitúa cerca de La Pereda, es totalmente recto y tiene una longitud de 42 metros. No necesita iluminación.El segundo, que da salida al pueblo de Vega de San Pedro tiene una longitud de 225 metros y se ilumina al cortar el rayo de una célula fotoeléctrica situada en sus dos bocas de entrada. El nº 3 da salida al Valle de Frechura, posee una longitud de 156 metros y carece de iluminación. El nº- 4 con solo 79 metros no la necesita y el nº-5 con 650 metros se encuentra tapiado y cortado por la cantera.
La Asociación Cultural “Los Averinos” realizó gestiones con la concejalía de Cultura de nuestro Ayuntamiento y logró que se incluyese una partida económica dependiente de los fondos Leader para su iluminación. Esperamos que próximamente se solucione el problema. Es necesario recordar que para la puesta en actividad de la Senda a este túnel se le dotó de una placa solar con su batería a la entrada del mismo, pero el vandalismo habitual hizo desaparecer el equipamiento necesario.

-Hablábamos hace unas líneas de la promoción y protección del patrimonio industrial por parte de las administraciones públicas, ¿cabría extrapolar la respuesta de esa pregunta al patrimonio natural que atesora la zona de Lloreo?
El patrimonio natural de un pueblo es el conjunto de los bienes y riquezas naturales que sus habitantes heredaron de sus antecesores.Está compuesto por los monumentos naturales, las formaciones geológicas  y los lugares naturales.
Las administraciones poseen los medios necesarios para garantizar los hábitats naturales y la supervivencia de las especies amenazadas declarando las zonas a proteger como parques naturales, espacios protegidos ó áreas  naturales. En el caso de la Parroquia de Loredo no existe ninguna declaración diferencial de protección. Las cicatrices dejadas por la industria y la minería van desapareciendo comidas por la vegetación y podríamos decir que todo el territorio se encuentra en estado natural. El diccionario “Madoc” dice en su página 215 lo siguiente: “San Pedro de Loredo sito en la inmediaciones del río Lena, en terreno desigual, con libre ventilación y clima sano, porque no se padecen más enfermedades comunes que calenturas intermitentes de fácil remedio”.

-Dentro de ese patrimonio natural, ¿qué hay que ver, sí o sí, si se da una vuelta por la zona?
La Parroquia de Loredo está situada en la margen izquierda del río Caudal, limita al norte con el concejo de Morcín en Peñamiel y al sur con el reguero de Nicolasa en Ablaña que lo separa de la parroquia de Seana. Desde la orilla izquierda del Caudal ascienden hacia el Lusorio cinco valles hasta el límite de su territorio por el sur, denominados como Valle de Nicolasa,Valle de La Pereda y Blancura, Valle de Loredo, Valle de Robles y Valle de Frechura.
Los valles centrales están cubiertos de tupida vegetación, compuesta principalmente por castaños junto a hayas y robles en menor cuantía. No faltan tampoco avellanos,  abedules, fresnos y el totémico tixu. Los frutales como manzanos, cerezos, nogales, avellanos, higueras y manzanos tuvieron mejores épocas.
*Vista de Lloreo.
El despoblamiento humano y el envejecimiento de sus habitantes hace que se vayan abandonando actividades que en otros tiempos fueron prioritarias. Los valles situados al norte como Robles y Frechura están delimitados por elevados crestones calizos que ascienden en una amplia curva desde el rio Caudal hasta el límite del concejo de Morcín para descender hacia la carretera que conduce a La Foz y Riosa y terminar estrellándose contra el Montsacro. El río Caudal, los regueros y la gran abundancia de manantiales y fuentes de limpias aguas hacen de estos valles un verde vergel que produce madera de castaño de alta calidad. La parroquia está formada por los pueblos y caseríos  de Ablaña, La Pereda, Bulloso, Llaneces, Loredo, Cuestas de Loredo  y Vega de San Pedro. En sus núcleos habitados existen abundantes muestras etnográficas de un pasado que empezó siendo agrícola y ganadero, luego industrial y minero y hoy día camina hacia un ocaso donde la fauna salvaje ya está empezando a reinar.

-Retomando el tema de la industria, ¿podría decirse que la parroquia de Lloreo ha sido una de las zonas del concejo que mejor ha sabido sobreponerse al cierre de la minas, con todo el tejido industrial creado tanto en La Pereda y Ablaña como en Baiña?
Las nuevas industrias en La Pereda, y el polígono de Baiña facilitaron algunos puestos de trabajo a las gentes de la Parroquia, pero la mayoría de estos trabajadores se han cambiado de residencia. Anteriormente con el traslado de la Fábrica de Mieres a Gijón se originaron emigraciones que influyeron negativamente en el censo. Como casi todos los pueblos rurales de Asturias, Loredo pierde habitantes de continuo.
La edad media de sus habitantes es cada vez más alta y la natalidad más baja. Otros buscan en Mieres u Oviedo una mejor calidad de vida pues en los pueblos hay carencias de casi todo lo necesario para la diaria existencia  y quien no tiene vehículo o ya no conduce sufre los inconvenientes de los viajes a pesar de disponer de medios de transporte como trenes y autobuses. Se crearon numerosos puestos de trabajo pero no fijaron población. La mayoría de los  trabajadores de estas nuevas industrias reside fuera de los pueblos del contorno.

-¿Ha repercutido ese tejido industrial de nueva creación a la hora de mantener la población de aldeas como Lloreo? ¿Gozan de buena salud, en líneas generales, los pueblos de la zona?
Apenas tiene repercusión la creación del actual tejido industrial en mantener la población de los pueblos circundantes por las razones anteriormente expuestas. Quienes están en edad de trabajar y tienen un puesto de trabajo buscan otros horizontes.
La vida de los pueblos también se transformó con el tiempo. Un índice muy significativo del poblamiento de los pueblos era el número de establecimientos de bebidas. En sus mejores tiempos Ablaña contaba con casi treinta y Loredo con siete. Hace años el pueblo ofrecía otros complementos económicos que ayudaban a la subsistencia. El jornal de la industria o la minería se complementaba con ayudas de la agricultura y la ganadería, pero actualmente y en la mayoría de los casos ya no es así.

-Y ya para terminar, volviendo a la asociación y su actividad ¿qué nos encontramos en la agenda de la Asociación Cultural ‘Los Averinos’ de cara a esta recta final del año y comienzo del 2017? ¿Qué actividades se llevarán a cabo desde la asociación en estos próximos meses?
*Celso, en la colocación de un belén en la senda verde.
A un mes de finalizar el año, las actividades programadas para el 2016 se encuentran prácticamente cumplidas. Tenemos una exposición de las Minas de Riosa en la Casa de Cultura de Riosa y aún está pendiente otra sobre el Vasco Asturiano. En Diciembre como es habitual y tradicional colocaremos el belén que siempre tiene alguna relación con la minería. Los Magos se pueden acercar a una bocamina o viajar en un tren minero dejando olvidados sus viejos y cansinos camellos.Como es época de sidra dulce participaremos con la Asociación de Vecinos de Santa Marina en el tradicional “amaguestu”. Un somero repaso a las actividades ya realizadas este año nos recuerda:  un proyecto para dotar de iluminación al túnel Nº 3 en Frechura, una revista con láminas ilustradas sobre el f.c de Loredo puesta a la venta en Febrero, una pequeña guía sobre los lugares interesantes de la Senda para obsequiar a los participantes en la marcha a Frechura que se repartió junto a los bollos preñaos, una publicación en LNE sobre las antiguas tolvas de carbón de Minas de Riosa, en preparación una revista titulada “Retazos de historia” que versa sobre hechos históricos y recuerdos de la Parroquia de Loredo, participación en un concurso fotográfico promovido por los Ayuntamientos  mineros, colocación en Frechura de dos paneles informativos sobre la escalada en roca y la bicentenaria castañarona allí ubicada, reportaje periodístico que María Gancedo publica en el diario El Comercio, presentación en el Ayuntamiento de la guía turística de la Senda en la que se destaca sus puntos de interés… En Mayo se realiza la V Marcha a Frechura con asistencia de 200 caminantes, descubrimos en el Museo Diocesano de Oviedo una Carta Ejecutoria de Hidalguía de 1632 que se refiere a  antiguos habitantes de Loredo y cuyo documento ya está en poder de sus descendientes. Colaboramos con la historiadora María Fernanda Fernández para preparar y planificar el inicio de las visitas guiadas al Aula del Ferrocarril después de reparado y pintado, Acompañamos a la historiadora Mercedes Fdz. a  poner coordenadas a un deteriorado “caleru” por nosotros descubierto y cuya producción se usó en el túnel de la Boqueriza, Se aflorado cumentación sacada del libro “Los Señoríos Eclesiásticos en la Asturias del siglo XVI” (1554-1580) en que aparecen varias noticias sobre los cotos de Naranco, Mieres, Caxigal y Loredo, lo que aprovechamos para recuperar esos datos tan interesantes por ser historia de nuestro pueblo.
Finalmente y como última actividad realizamos una muestra fotográfica que fue expuesta en la Casa de Cultura de Mieres sobre “El Vasco Asturiano”. Se realizaron varias informaciones y entrevistas sobre nuestras actividades en prensa, radio y T.V.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Valoro mucho el trabajo de esta asociación que junto a la Santa Bárbara es una de las que más tira por el patrimonio industrial. La muestra sobre El Vasco fue impresionante. Sin embargo, no acabo de ver lo de recuperar el ferrocarril. Me parece que igual hace unos años hubiera tenido margen de maniobra. Ahora ya lo veo tardío.

Xurde dijo...

La sienda de Lloreo ye una de les meyores que tien el conceyu de Mieres y ye bastante triste ver cómo ta per culpa'l vandalismu.

Anónimo dijo...

Loredo retiene todavía parte del encanto que tuvo. Igual que Baiña. Puede que sean de las aldeas mejor conservadas de Mieres.

Anónimo dijo...

¿Con qué irá la máquina locomotora? ¿Con gasoil? ¿Hay que tender puentes eléctricos? Hubiera sido una perfecta pregunta que no le habéis hecho. El proyecto me parece una locura, aunque tal y como lo pintan parece hasta factible. Lo único raro es posiblemente la necesidad de una nave en La Pereda. Que no sé de donde la van a sacar.

IRUN dijo...

Pues a mí el proyecto me parece fantástico y creo que puede tener su público si se vincula incluso con otras actividades que se puedan realizar en la zona (temas gastronómicos, deportivos, solidarios...). Lo que no entiendo es que no se llevase a cabo antes porque el paraje es espectacular.

Emma Rodríguez Estrada dijo...

Alguien se paró a preguntarnos a los vecinos de Lloreo si queremos el ferrocarril?? Lloreo es probablemente uno de los pueblos más guapos del concejo. Destaca por su tranquilidad y sus parajes naturales...no necesitamos un elemento más de contaminación, tanto acústica como ambiental, que por desgracia ya tenemos bastante con el polígono industrial. Hay mejoras más importantes que hacer en el pueblo... como el simple mantenimiento de la senda, o los accesos a La Vega y a Les Cuestes...
Si el pueblo está como está de limpio y conservado es precisamente por la labor de sus vecinos... y los vecinos, prácticamente en su totalidad, NO QUEREMOS EL FERROCARRIL.

Anónimo dijo...

Para Emma Rodriguez Estrada .Respeto tu opinión de rechazo al f.c turístico de La Pereda a La Foz.En este país hace ya muchos años que hay democracia y todos podemos expresar libremente nuestra opinión.Para dejar bien patente esa mayoría de rehchazos a que tu haces referencia, me gustaría concretases el resto de parámetros que componen el sondeo.Es muy fácil responder que numero de personas tienen el derecho al voto,cuantos fueron los afirmarivos, los negativos,los nulos y en blanco.De este modo se podría obtener una visión mas real de la opinión del pueblo.Espero tu respuesta.

Anónimo dijo...

Para Emma Rodriguez Estrada : Respeto tu opinión de rechazo al proyecto del f.c. histórico de La Pereda a La Foz.En este pais, hace muchos años que hay democracia y todos podemos expresar libremente nuestra opinión. Para dejar bien centrada esa mayoría de rechazos a que haces referencia me gustaría que concretases el resto de los parámetros necesarios en todo sondeo ó votación.Es muy fácil responder que número de personas tienen derecho al voto,cuantos fueron los afirmativos, los negativos, los nulos y en blanco. Así se podría obtener una visión real de la opinión de las gentes del pueblo.Espero tu respuesta.

Anónimo dijo...

No entiendo que se hagan las cosas sin contar con los vecinos de la zona. A los vecinos de La Pereda y Loredo les pasa como a los vecinos de La Reguerona, se tienen que enterar por la prensa de lo que otros pretenden hacer en "su propia casa". En mi opinión eso no es participación ciudadana, la gente tiene derecho a decidir que quiere para su lugar de residencia pues a la postre serán ellos los afectados o beneficiados de toda actuación que se plantee en sus pueblos. También entiendo que la perspectiva desde la distancia de quien plantea el proyecto no tiene nada que ver con la perspectiva de los vecinos, y entiendo que sean éstos últimos quienes decidan como quieren disfrutar de su entorno y de su vida en SU pueblo.
Cuánto dinero se hubiera ahorrado nuestro ayuntamiento y todos los mierenses si se hubiera consultado a los vecinos de Santa Marina antes de poner la subestación eléctrica!!

Anónimo dijo...

Respecto de la instalacion de un ferrocarril turístico en el antiguo trazado entre La Pereda y La Foz me gustaría hacer algunas consideraciones.En primer lugar destacar que la realización de este proyecto que Javier Fernández y el museo del ferrocarril proponen no es ninguna obra ilegal como la subestación eléctrica de Santa Marina.Se trata de un proyecto que se considera rentable,que técnicamente es viable y que se espera mejore el empleo y la vida de los habitantes de la zona.Ejemplos tenemos muy cercanos.Tres ayuntamientos Mieres,Diosa y Morcin ya se posicionaron favorablemente.Mieres y Morcin son propietarios del antiguo trazado por donde circulara.No lesiona intereses ni se necesitan expropiaciones ni respetar ningún derecho de paso.Claro esta que todos tenemos derecho a expresar nuestra opinión sobre el caso,pero tampoco es razonable que opiniones de un pequeño grupo de habitantes como el pueblo de Loredo,con 80 mas o menos una parte de los mismos se posicione radicalmente en contra.Es su derecho al pataleo.Por eso en uno de estos comentarios les solicita cuantifiquen los resultados de la encuesta que están realizando.Hasta el momento no lo han hecho,quizá por que son tantos los votos opositores que tienen dificultades para contarlos.No seamos tan utópicos como aquel asistente a una reunión vecinal que decía.No se de que estáis hablando pero sea lo que sea YO ME OPONGO.

Emma Rodríguez Estrada dijo...

Querido amigo anónimo: Entiendo que este es un blog donde todos podemos expresar libremente nuestra opinión...y yo expreso el sentir de un pueblo...al que nadie preguntó su opinión acerca de este proyecto, que va a tener consecuencias en el desarrollo de la vida cotidiana de los que vivimos en LLoreo. No tengo que dar ningún tipo de cifras, ni datos, ni porcentajes de ningún "sondeo"... El "sondeo" simplemente se hace hablando con la gente residente en el pueblo, escuchando sus inquietudes y sus preocupaciones, su sentir...a cerca de una noticia que conocieron por la prensa.
Respecto al último comentario de Anónimo : quien dijo nada de ninguna encuesta...ni de recuentos de votos???. La opinión de los vecinos de LLoreo creo que es importante, ya que somos los más afectados...no es ninguna pataleta ni oposición radical al proyecto. Es una opinión. Gracias a Dios vivimos en una democracia.