M19: Ya pasó el ciclón electoral

Ya está. Ya ha pasado. Este ciclón electoral con generales, municipales, autonómicas y europeas en menos de un mes ha terminado.
Me han pedido un análisis de los resultados en las municipales. Realmente poco hay que analizar. Quien dudase de la victoria de Aníbal Vázquez debía hacérselo mirar.

Era evidente que iba a ganar, aunque la incógnita era con cuántos concejales y en particular, si conseguiría revalidar la mayoría absoluta de 2015. Y sí, ha revalidado mayoría abosluta y ha logrado ampliar el número de ediles, hasta los 15. Todo un hito en los tiempos que corren.
Decía que ha ganado Aníbal Vázquez, porque ha sido así. En Mieres, como en prácticamente todos los pueblos y villas de España, se vota al personaje y no a las siglas. En la pasada edición de este medio un lector lo ejemplificaba bastante bien, asegurando que o votaría a Aníbal o a Fernando, el candidato del PP. Esto es así: en las municipales votamos candidatos y no partidos o programas. Es como elegir al delegado de la clase, salvando un poco las distancias. Su estrategia de campaña se basó en recordar lo que han hecho y anunciar lo que está por hacerse a corto y medio plazo. No es algo nuevo y han jugado bien con los plazos de ciertas actuaciones, como la apertura del parking de Oñón, la recepción del nuevo autobús de Emutsa o distintas obras que se realizarán en el concejo, entre otras cosas de las que la prensa se ha hecho eco estos últimos días.
Algunos de los eslóganes y folletos de campaña
El resto de formaciones sabían que su lucha no era por ganar, sino por mejorar los resultados de 2015 o entrar en el Ayuntamiento. En general, los socialistas hicieron una buena campaña, con un punto agresivo que me gustó mucho y propuestas no muy extravagantes. Gloria Muñoz y su equipo se lo curraron y su resultado es el mismo que el de 2015. Pueden estar contentos: han resistido al ciclón Aníbal y eso ya es mucho. El PP tampoco se quedó corto en la que fue su mejor campaña desde tiempos de José Coto, una campaña sencilla pero potente, no muy agresiva y con un programa realista. Fernando Hernández es una de las sorpresas que nos dejan estas elecciones. Dos concejales no es un mal resultado, aunque toca ver qué se ha hecho mal para perder uno. Podemos Mieres, por su parte, supo sacar adelante una campaña con muchas propuestas, unas más realizables que otras. Puede que sean los que más claro hablaron en entrevistas y debates de sus proyectos, sin remitir a programas ni irse por los cerros de Úbeda. Gran trabajo el de Patricia García, que también me ha sorprendido. Sin embargo, todo ese trabajo se queda sin recompensa. Podemos Mieres no tendrá representación en el Consistorio. Se queda sin los dos concejales que tenía.
Del resto de formaciones, me esperaba el resultado de Ciudadanos: los líos internos les han podido pasar factura. No se entiende, como también apuntaba un lector en la pasada edición de este medio, que se hagan unas declaraciones terribles en la prensa por parte de algunos exmiembros del partido contra la cabeza de lista y no se responda desde el partido a esas acusaciones. La no defensa hace que la duda quede sembrada entre los votantes.
Ni los resultados de Vox ni los de Foro me han pillado por sorpresa. Vox perdió una oportunidad tremenda de arrebatar algún voto al PP. Pero es que no se puede esperar otra cosa si no se hace campaña. Foro lo intentó, con una candidatura más o menos renovada, pero el problema es mayor: Foro está dejando de existir en la conciencia del votante. Un poco lo que le pasó al URAS en su día, por hacer un paralelismo.
Con el PCTE y sus diferentes siglas pasa un poco lo mismo que con Foro. Aun así, esta campaña hicieron un par de actos, algo es algo.
Quiero acordarme, por último, de Imaxina Mieres. Una pena que hayan dinamitado desde dentro un proyecto que podía haber dado cierto juego en estas municipales, incluso haber obtenido algún concejal a costa de IU y Podemos.

Que nadie se disguste o se alegre por los resultados de unos y otros partidos, o no al menos por los de aquellos que han obtenido representación en el Consistorio. Todos ellos percibirán mensualmente una compensación proporcional al número de ediles, amén de alguna que otra liberación y seguramente también algún asesor. Cada concejal percibirá, además, dietas por asistencia a plenos, juntas, comisiones…  Ganar está bien, pero según cómo se mire, entrar sin las responsabilidades que lleva una concejalía puede estar mejor. La otra cara de la política, cuyas cifras conoceremos en unas semanas.
Termino felicitando a Aníbal por su tercera e impresionante victoria y deseando que tanto él como los demás ediles, no solo de IU sino también de los partidos de la oposición cumplan con el cometido para el que los mierenses los hemos puesto en el Ayuntamiento: trabajar por los intereses de este concejo y de los vecinos. Que no se les olvide.
–ELCARABA–

Comentarios

  1. buen trabajo desde el blog del mierense. Todos estos resultados se veian venir. A Anibal nadie pudo con el, por otro lado os doy la razon en cuanto lo de ciudadanos y los demas. Podemos ya se sabian de antemano, llevan desde la pasada legislatura echando a la gente que les salvaba los muebles, tantos echaron que se quedaron solos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

NOTA: Se recuerda a los lectores la necesidad de comentar de forma educada y respetuosa.
Mantengamos esta web como un sitio donde las opiniones se expresen con educación y las buenas formas.
eQuipo de EL BLOG DEL MIERENSE