ÁLVAREZ OPINA: La sequía de Caudalia


Muy buenas a todos y a todas. Dado que esta es mi primera colaboración, creo conveniente presentarme en unas líneas. Soy la nueva opinionista-articulista de esta web. Me han invitado a serlo, a firmar dos artículos por mes, y me he animado. Me han dicho que debo firmar mis colaboraciones con un seudónimo. Me rebelé un poco contra esta política de la página y al final logré que me dejaran publicar con Álvarez como firma. No es un seudónimo, sino mi primer apellido.
En mi curriculum aparecen colaboraciones con un par de diarios regionales con los que seguiré colaborando siempre que me lo pidan, ya que en ellos no hablo de Mieres, sino de otros temas. Me gusta escribir sin tapujos, algo que me han garantizado que podré hacer en esta web. Suelo inspirarme en la realidad y me gusta reflexionar sobre ella. Reconozco que me va mucho la ironía y que a veces puedo ser algo gamberra. Soy mitad mierense y mitad morciniega y llevo en este planeta desde 1985. 

 
Comienzo mi andadura en este medio celebrando un cumpleaños, el del centro comercial Caudalia, que este septiembre alcanza los 13 años –12+1, para los supersticiosos–. Recuerdo haber estado aquel 6 de septiembre de 2006 en el Caudalia, dándome una vuelta por sus pasillos y sus tiendas. Recuerdo también haber regañado a una de las personas que me acompañaba. “Esto va  a durar dos días, te lo digo yo. Ya verás cómo no tardan en cerrar tiendas… Que esto ye Mieres, no Oviedo” me aseguró mientras caminábamos por uno de los pasillos. “Qué poca fe tienes en Mieres. Con lo que llevamos esperando un centro comercial, ¿cómo va a ir a pique tan pronto?”, le contesté. El tiempo le ha dado la razón. Quizás yo era demasiado optimista y creí que aquella mole comercial, tan nueva, tan bonita y tan impoluta sería una nueva carta en la baraja de las posibilidades de Mieres. Vale que había locales que no tenían actividad, pero seguramente con el paso del tiempo la irían teniendo. Pero no, no fue así. Quienes todavía acudimos una o dos veces por semana al centro comercial lo sabemos bien.
A día de hoy, trece años después, diría que el Caudalia funciona al 40%. Puede que esté redondeando un poco al alza y que si nos pongamos con un plano y la lista de locales, ese porcentaje sea incluso inferior. Fui muy optimista en 2006 y siento ser todo lo contrario ahora. En estos trece años el centro comercial ha perdido, por unos u otros motivos, decenas de tiendas (Todosport, Los Telares, The Phone House, Movistar, Vodafone, Orange, Acesol, Kiddy’s Class, algunos restaurantes y cafeterías, perfumerías, una joyería, una tienda de duplicado de llaves y arreglos de calzado…). Vale que algunos de esos locales han conseguido atraer a nuevos inversores, pero la gran mayoría de los que se quedaron sin actividad siguen tal cual. Hoy por hoy, en Caudalia se cuentan 22 locales funcionando y el hipermercado. De esos 22 locales habría que excluir las tiendas oficiales del BVM Mieres y del Caudal, que tienen unos horarios concretos de apertura al público. También la cancha que el BVM tiene dentro del centro comercial. Vamos, que al final son menos de 20 en un centro que tiene capacidad para casi el cuádruple de negocios. Y la cosa no parece que vaya a mejorar a menos que se tomen medidas pronto. Recorrer el centro comercial es hoy en día caminar por entre locales cerrados como los de las fotografías que ilustran este artículo.
¿Qué está fallando, entonces? Esa es la pregunta que deberían hacerse los responsables del complejo comercial. De acuerdo, Mieres no está para tirar cohetes en lo que a comercio e industria se refiere, pero se pueden hacer cosas para frenar la sangría que desde hace años sufre el Caudalia. Aplaudo que hayan comenzado a ofrecer quick stores, o lo que es lo mismo, locales para un alquiler por un breve periodo de tiempo, enfocado a promociones, campañas o las llamadas tiendas efímeras. Como parche puede estar bien. Sin embargo, hay que ir más allá.
¿Qué pasó con aquellas exposiciones que se organizaban en el Caudalia? Recuerdo haber visto allí una impresionante muestra fotográfica de los lavaderos de Mieres, una colección de fotografías antiguas de la parroquia de Cuna, una exposición muy interesante sobre insectos exóticos, otra sobre automovilismo, con coches incluidos… Daban vida al centro comercial y se han dejado de organizar, pese a lo interesantes que eran algunas de ellas. Podría también, como complemento, abrirse un espacio musical, para conciertos de música en directo, en alguno de los muchos locales que hay vacíos. No estaría mal, tampoco, invertir en publicidad y anunciar que el Caudalia sigue abierto y que todo inversor o idea de negocio son bienvenidos. Espero que hayan bajado las tarifas, ya que hace unos años supe por una amiga a cómo estaban los alquileres y me quedé ojiplática.
Viendo cómo están las cosas en el Caudalia, mucho me temo que los próximos dos,  tres o cuatro años van a ser claves para saber qué pasará con el centro comercial en el que muchos tuvimos y tenemos fe, aunque estemos comenzando a perderla.
Álvarez

Comentarios

  1. Yo creo que uno de los factores que más ha influido en el declive del Caudalia ha sido su ubicación... Quizas si se hubiese hecho en la Mayacina, habría más gente.
    Lo de los alquileres es también otra de las cosas que se les fue de las manos. Tiendas que daban vida al Caudalia han cerrado por ello.
    Es una pena, la verdad.
    Buen articulo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por su comentario. De acuerdo en que el factor ubicación puede haber influido en ese declive y que en La Mayacina podría haber capeado mejor el temporal. Aun así el Santullano actual no es mala zona, con un hospital que emplea a unas 600 personas, un barrio con otros tantos habitantes, mucha gente que sube paseando todos los días... Hay movimiento. Efectivamente, los alquileres son desorbitados para lo que ofrecen los locales. Hace un año y medio a una amiga mía le pidieron lo mismo por alquilar un local en el centro comercial de lo que pedían por otro que puede que fuese incluso más grande en Martínez de Vega. Entiendo que al final lo que importan son los números, pero deberían apoyar a los emprendedores y sobretodo, ser conscientes de cómo está el centro comercial. Gracias por leerme y comentar. Un saludo.

      Eliminar
  2. Hay mucho pasotismo en la dirección del centro, amén de la nefasta ubicación que eligieron para él y de la crisis generalizada de este tipo de equipamientos construidos en los 2000. Véase sino el Modoo en Oviedo, en pleno centro y cerrado desde hace meses tras varios cambios de gerencia. Quizás de haberse construido un Caudalia en los 90 y en una zona céntrica, tipo La Mayacina habría tenido más vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario. Efectivamente, hay centros comerciales más céntricos en ciudades más grandes que han acabado como el Modoo en Oviedo. Al final la ubicación no acaba siendo concluyente si el proyecto es bueno. El Caudalia no tenía mala pinta cuando inauguraron, pero el paso de los años le ha sentado bastante mal. Sus gestores deberían sentarse y analizar seriamente qué falla y a partir de ahí ir probando cosas para recuperar público, clientes. Gracias por leerme y por comentar. Un saludo.

      Eliminar
  3. Yo la ubicación no la veo tan importante, ¿no está acaso el intu igual o más apartado de la población? y siempre está lleno de gente. Como bien apunta el artículo, su mayor fallo deben de ser los alquileres que piden, o eso creo yo.

    Por cierto, la última vez que fui la tienda del BVM estaba desmantelada, así que dudo sigan allí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario. Coincido con usted en que la ubicación, aunque es importante, no determina por si sola que un centro comercial como este pueda funcionar o no. En lo de la tienda del BVM me fijé yo hace unas semanas. Desconozco si es un cierre definitivo o puntual, por ejemplo para renovar mercancía con las camisetas de la nueva temporada. Lo repito, hablo desde el desconocimiento. Gracias por leerme y por comentar. Un saludo.

      Eliminar
  4. Yo creo que el factor decisivo son los alquileres. La cafetería que estaba justo antes del Carrefour cerró para instalarse en el parque Jovellanos. Y otro factor es que no han invertido un solo euro en el edificio, basta con mirar a los techos para ver cuantas goteras hay, y nadie las repara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario. Es cierto, Rocío, que los alquileres están por las nubes. Más arriba comentaba que costaba tanto un local en Caudalia como otro en Martínez de Vega, siendo el de Caudalia algo más pequeño. También es verdad que en los alquileres del Caudalia se paga por otros servicios como la vigilancia y la promoción que el centro da a las tiendas en su web y en las redes sociales, pero aun así, deberían ser conscientes de que no pasan por su mejor momento y de que si para atraer inversiones hay que abaratar alquileres, es lo que toca. Gracias por leerme y por comentar. Un saludo.

      Eliminar
  5. Hay una cuestión básica, cuánta población hay en la zona? Cuántos centros comerciales hay en 30km a la redonda? Cuántos en la zona central de Asturies? No hay población para tanto centro comercial, que además lo único que hacen ye acabar con el pequeño comercio, pero resulta que esto no y os molesta tanto parez como los manteros o coses así.
    Además, si en la zona no se fija población ni hay trabayu, porque ta claro que en Mieres trabayu poco o cero, quién va a consumir en los centros comerciales?
    Caudalia ya nació muerto, en la zona nun se necesitan centros comerciales, necesitase industria que de trabayu a la xente, porque sino nun queda xente que vaya a consumir; si a eso unimos que muchos jubilados tienen que ayudar a los sos fios y fíes porque o tan en paro o tienen salarios de mierda, too suma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario. Esa es otra, Alexis. En un radio de 30 km a la redonda tenemos tranquilamente diez centros comerciales. Y estoy con usted en que no hay población para tanto centro comercial.
      Igual fui muy optimista, pero a Caudalia sí que le veía vida. Hacía falta un centro comercial, o eso parecía. Es cierto que lo que vino después era impredecible y que contribuyó sin duda a agravar la situación del centro comercial. Gracias por leerme y por comentar. Un saludo.

      Eliminar
  6. Yo creo que un factor decisivo son los precios de los alquileres. Los dueños de la cafetería que estaba justo antes del Carrefour cerraron para instalarse en el parque Jovellanos. Deduzco que el centro de Mieres les resulta más barato. Y otro factor es el nulo mantenimiento que hacen en el edificio. No le han hecho ningún tipo de mejora en estos años. Basta con mirar los techos para ver la cantidad de goteras que hay.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario. Entiendo que ha salido repetido o que se cortó el primero, ¿no? En el anterior se me pasó lo de las goteras, pero tengo que darle la razón, Rocío. En alguna ocasión he visto cubos para recoger el agua cuando fuera estaba lloviendo. Gracias por leerme y por comentar. Un saludo.

      Eliminar
  7. tamién en Mieres somos la hostia....yo conozco xente que no va a Caudalia y sigue llendo a Azabache a comprar.....aunque solo fuera por la gasolina...o a los cines de parque pri.....no miramos polo nuestro, al igual que xente que vende en Mieres y se compra un piso a precio desorbitao en Montecerrao (una zona cuesta, apartada del centro, sin vida) o gente que no fue a ver un partido del Caudal en su vida, pero cada 15 días va a Madrid a ver al Real Madrid, que sí que estoy de acuerdo con todos los comentarios, la ubicación no es la mejor, los alquileres son caros, dejadez, pero también hay que ver que el mierense por lo xeneral mira muy poco por Mieres, y por supuesto que no hay industria, tenemos que movilizarnos para que todos nuestros poligonos esten a rebosar y los de la zona de Ayer y Llena, y empezar a pensar como una comarca unida, sino nos comen, no somos nada y cada día menos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario. No eres el únicu que conoce gente que va a Azabache o a Los Prados y que no pisa Caudalia... ¡Y luego se quejan de cómo está Caudalia! Es la contradicción mierensis, como la llamo yo y tristemente abunda. Hay que tirar por lo que tenemos, se haya hecho bien, mal o regular. Ya sean polígonos, centros comerciales o servicios públicos. Sino, como bien dice, Felpeyu, "nos comen". Gracias por leerme y por comentar. Un saludo.

      Eliminar
  8. Un abandono total por parte de la gerencia del centro comercial y eso que el Cerrefour le da algo de vida. Deberían sentarse y tomar alguna medida desde bajar precio alquileres a cambiar el concepto de centro comercial como hacer un centro comercial de outlets algo diferente y que atraería a la gente... Pero desde luego que como no se pongan las pilas me da ami que llegará a desaparecer y una pena la verdad...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario. Necesitan urgentemente sentarse a buscar y analizar ideas. Coincido con usted en que de no hacerlo en un plazo de tiempo razonable, el centro comercial no va a ir muy allá, por mucha vida que le den el Carrefour, la administración de loterías y alguna peluquería. Gracias por leerme y por comentar. Un saludo.

      Eliminar

Publicar un comentario

NOTA: Se recuerda a los lectores la necesidad de comentar de forma educada y respetuosa.
Mantengamos esta web como un sitio donde las opiniones se expresen con educación y las buenas formas.
eQuipo de EL BLOG DEL MIERENSE