15/4/11

ENTREVISTAS... Juan Manuel Rionda, Presidente de la junta Directiva del Orfeón de Mieres

Charlamos con Juan Manuel Rionda, Presidente de la Junta Directiva del Orfeón de Mieres

“El futuro del Orfeón lo veo complicado a medio plazo si no encontramos gente nueva”


-Preséntese a los lectores de EL BLOG DEL MIERENSE

Me llamo Juan Manuel Rionda Mier, tengo 66 años, casado y residiendo en La Foz de Morcín. Desde hace 25 años dirijo el Ochote LA UNION DE MIERES. Desde hace un año presido la Junta Directiva del ORFEON DE MIERES.


El Orfeón de Mieres tiene a sus espaldas una historia centenaria, ¿cuándo se funda? ¿Con qué fines nace? ¿Nos podría resumir su historia?

Se funda hace más de cien años, siendo uno de los cuatro más antiguos del país. Lo funda la entonces Fábrica de Mieres y es dirigido durante este tiempo por varios directores, llegando a tener más de cien voces y actuando por todo el país y ante los Reyes Alfonso XIII en Madrid. Su historia coral hace que Mieres haya sido siempre una referencia de la música coral asturiana.

A causa de la guerra civil hubo unos cuantos años de parón en el coro y luego se refundó en los 70 (en 1968), teniendo una etapa gloriosa de éxitos otra vez. Por otras causas volvió a desaparecer hasta 1995, cuando se volvió a refundar, entre miembros del desaparecido Coro Femenino y antiguos directivos del Orfeón de la década de los 70.

Más información en el apartado “Historia” de la web del Orfeón: www.orfeondemieres.com

-Y del pasado al presente, ¿cómo se encuentra en estos momentos el Orfeón? ¿Cuántos miembros lo componen?



El presente, por desgracia, no es ya lo mismo que el pasado, especialmente en el número de componentes que, en estos momentos, no llega a cuarenta. A pesar de los altibajos normales que todo coro sufre a causa del distinto nivel de sus componentes en un momento dado, actualmente el nivel coral del Orfeón es aceptable, pudiendo mejorar con la venida de nuevos miembros que apoyen las diferentes cuerdas, especialmente de voces graves (hombres).


-¿Qué actuaciones tiene por delante?

En cuestión de actuaciones no hay mayor problema pues salen más de las que se pueden asumir, tanto dentro como fuera de Asturias. El Orfeón tiene ya un prestigio adquirido y eso le vale para ser requerido continuamente. En breve, se actuará en Berguara (Guipúzcoa) y hace días se vino de Tui (Pontevedra) y de Oporto (Portugal). Por la región se actúa continuamente.


-El Orfeón ha sido galardonado con numerosos premios, ¿cuántos exactamente? ¿Cómo afectan esos galardones a una agrupación como esta?


Los galardones del Orfeón son incontables y sería muy prolijo enumerarlos ahora. En Mieres ya tiene una calle con su nombre, además, los reconocimientos o premios están todos relatados también en nuestra web (en el apartado "Historia"), desde la Cruz del Mérito Civil hasta el Mierense del Año en 2007.


-El Orfeón ha sacado también varios discos y tiene una revista de difusión gratuita llamada ‘Coral’, ¿no es así?

El Orfeón ha grabado varios discos (long-play) hacia los años setenta y posteriormente, con su actual director Vicente Sanchez, dos CDs. La Revista CORAL se edita una vez al año en la que se resumen sus actividades corales y culturales a lo largo del año, especialmente las Jornadas Corales "La mina canta unida" en el mes de junio.


-Hemos visto en la web (www.orfeondemieres.com) que tienen un gran repertorio, ¿nos podría hablar de él?


Para hablar del repertorio, mejor su actual Director. Pero en todo caso hay que decir que el repertorio del Orfeón abarca desde obras corales clásicas hasta las folklóricas de diversas regiones españolas (especialmente asturianas) o extranjeras y otras composiciones de autores modernos.

Disponemos de un Concierto Sacro, otro dedicado al folklore español o música de las diversas autonomías, otro de villancicos y otro de música sudamericana, en el que se estaba pensando preparar un concierto dedicado a la inmigración. También disponemos de habaneras (por ejemplo, el día 25 de abril participaremos en el prestigioso Festival de Habaneras Villa de Avilés) y por supuesto, folklore asturiano. Además nuestro director publicó recientemente un libro titulado "Cancioneru Coral" que recoge canciones asturianas en bable, siguiendo melodías populares de nuestro folklore y otras compuestas, letra y música, por el propio director.


-De las piezas que componen el repertorio de esta agrupación, ¿con cuál o cuáles se queda? ¿Por qué?

Difícil pregunta, ya que hay obras de todo tipo y lugar que son especialmente admiradas por su categoría musical, su sentimiento, su sonoridad, etc.


-Antes de las actuaciones están los ensayos, ¿cómo se organizan en el caso del Orfeón, formado por tantos miembros? ¿Cuánto tiempo se dedica a ellos?

Los ensayos son fundamentales para la vida de una agrupación coral, tanto para la técnica vocal que se necesita como para aprender las composiciones, algunas difíciles. Se ensaya dos días a la semana durante dos horas en cada sesión. El trabajo se reparte por cuerdas y el Director, luego, hace el ensayo común, acopla las cuerdas (tenores, bajos, sopranos y contraltos) y define la canción.


-Para los que no sabemos mucho de este tipo de asociaciones, ¿cómo se eligen sus componentes? ¿Existe un número cerrado de miembros?

No existe número cerrado de componentes aunque se pretende que cada cuerda esté compensada en el número de miembros. Ojalá el Orfeón dispusiera de más de veinte voces por cuerda.


-También para los que no estamos muy inmersos en este mundo, ¿qué es un encuentro coral? ¿Cuándo surgen estos encuentros?

Los encuentros corales son precisamente reuniones de dos, tres o más coros para realizar una actuación conjunta en un momento dado y en un local al efecto. Estos encuentros enriquecen la música coral, pues se puede escuchar música coral muy variada y/o diversamente interpretada.


Hablemos ahora de usted como Presidente del Orfeón de Mieres…

-¿Cuál ha sido su formación en el ámbito musical?

Mi formación musical y coral parte de los años de internamiento en el Seminario de Oviedo (años cincuenta-sesenta del pasado siglo) en donde se vivía profundamente la música en general y, especialmente, la música coral.


-¿Qué es lo que más le satisface de cada actuación?Cada actuación suele ser distinta, tanto por las canciones como por el lugar y el público. La mayor satisfacción es salir complacido de lo escuchado y ver que el público también sale contento.


-De las actuaciones recientemente realizadas, ¿con cuál se queda? ¿Por qué?

De las últimas actuaciones del Orfeón me quedo con la ejecutada en el Teatro Jovellanos de Gijón, en donde el Orfeón realizó una maravillosa actuación, con afinamiento, calidad y alegría en las canciones. El público así lo entendió.


-Ya para finalizar, ¿cómo ve en un futuro al Orfeón de Mieres?

El futuro del Orfeón lo veo complicado a medio plazo si no encontramos gente nueva, a ser posible joven, para que sirva ya de recambio progresivo a muchos orfeonistas que llevan muchos años "tirando del carro". Nos hacen falta voces en todas las cuerdas, especialmente voces graves. Desde aquí ya hago un llamamiento a los mierenses para que, los que se crean con capacidad vocal, se acerquen a conocer el Orfeón, su sistema de ensayos, y se integren en él de inmediato. Lo agradeceríamos todos y especialmente las gentes de Mieres.

*Muchas gracias a Juan Manuel por su disponibilidad y muchas gracias a Susana Álvarez, miembro del Orfeón y vocal en la Junta Directiva por facilitarnos los vídeos del siguiente apartado.

3 comentarios:

Ulises dijo...

Es una pena que los jóvenes de hoy en día (ya no digo niños como de los que se hablaban la semana pasada) no se interese por agrupaciones como esta, con tantísimos años de historia a sus espaldas y condenada a la incertidumbre en un futuro no muy lejano.
Lo dicho, una pena.

Julia dijo...

Una gran institución, sin duda alguna. Si en Mieres lo que se referido a Música tenemos cada cual mejor.

Marisa dijo...

Aparecerá gente, eso seguro. Hay que tener fe y esperanza en que los jóvenes (bueno, los que ahora son jóvenes) cuando pasen ocho o diez años se interesarán en esto.
A mí me encanta.

Felicidades al Orfeón.