23/2/13

ASTURIAS 2.0: La política asturiana en tiempos de crisis (¡NUEVO!)

Esta semana arranca la sección “Asturias 2.0”. Por ello qué mejor comienzo que analizar la actualidad política en nuestra región.

Observando las publicaciones de estos días en los principales periódicos asturianos, parece que la política de Asturias no deja de ser un añadido más del accidentado panorama político a nivel nacional.
Es curioso, pero las supuestas irregularidades por parte de algunos políticos de diferente expresión ideológica dejan entrever que el dinero  no entiende de ideologías. ¿Si es que algunos políticos tienen ideología? Ya sea el supuesto “Caso MAREA” o el supuesto “Caso POKEMON”, parece que la dignidad ética y moral de los mismos demuestre que los ciudadanos les importamos un pimiento.
Si se hace un análisis profundo de la composición parlamentaria de la Junta General del Principado de Asturias se observan varios aspectos… En primer lugar un gobierno rehén de UPyD, el cual con un solo parlamentario decidió el gobierno y a su vez decide en muchas votaciones importantes. En segundo lugar la fragmentada derecha de FAC y PP, la cual no llegó a ningún a acuerdo de gobierno durante el gobierno de FAC. Por su parte, el actual gobierno socialista que ha hecho un equipo compuesto por gente nueva y por gente no tan nueva tiene un problema interno que le afecta, al igual que el PP: las “supuestas” tramas de corrupción.
Además de la escasa democracia interna, ya se vea en las preferencias de las ejecutivas regionales que no se cortan en transmitir sus preferencias por los candidatos oficialistas (dicen sí a todo lo que les manden y con lucro) en contra de los sectores críticos (quienes trabajan sin lucro por los ideales políticos).
Supongo que habrán visto estos días los sucesos sobre el PP gijonés, no es de extrañar que haya confrontación entre la ejecutiva local y la ejecutiva regional. O también los sucesos de Cudillero que azotan al exalcalde y actual diputado del PSOE. Yo solo digo que es una muestra de la estructura interna del PP y del PSOE. En cuanto a IU y UPyD voy a empezar por el primero opinando que la ideología es una cosa y la práctica otra. ¿Dónde está la izquierda?, no la veo por ninguna parte. Y UPyD, sinceramente, es un partido centralista, que no se sabe en qué lugar del espectro político se encuentra.
Posiblemente lo más chocante e injusto que va a provocar un retroceso de los ayuntamientos de menos de mil habitantes es la reforma municipal, la cual va a generar graves desequilibrios territoriales, factor que va a repercutir en una mayor despoblación de estas zonas.
Como conclusión no es de extrañar que en el actual contexto social, político y económico, los ciudadanos se sientan defraudados por la clase política que nos representa a los asturianos y que también, mientras los ciudadanos, especialmente los parados viven haciendo equilibrios todos los meses, algunos parlamentarios y alcaldes viven por encima de nuestras posibilidades.


5 comentarios:

Xurde dijo...

Gustome esta primera entrega, aunque quizá sí que se pudo profundizar un poco más (imaxino si non que se profundizará a lo llargu de les próximes semanes).
Decir na más una cosa respecto de UPyD... ¿Cómo pue haber xente que vote un partíu politicu tan personalista que hasta el collor del partíu coincide con el nome de la que lu fizo (Rosa)? Un partíu que va con los de la feria y va con los del ganao.
FAC (otru personalista 100%) tan condenau a desaparecer.

Anónimo dijo...

El PP de Cherines ye como el de Ovidio: cualquiera de dentro del PP que diga/haga/piense/comente algo que no les guste, KO.

Balán dijo...

Los partidos políticos cojean todos de la misma pata, da igual que sean rojos, que azules o que verdes. Llegan al poder (no hablo solo de gobierno, sino también de presidencias de partidos, secretarías generales) y se sienten todopoderosos, dioses, contra los que no se puede hacer nada.
La culpa de ello radica en los trepas, interesaos que por un puestín venden hasta a sus padres, y la pena es que en Asturias, el 80% de los políticos son esa clase de personajes, que quieren puestín a como de lugar, y una vez que lo tienen, se aferran a él hasta que se mueren.

Julia dijo...

Hace muchos, muchos años fui militante del PSOE. Creía en el partido, creía en sus bases, sus ideas y cuando me apunté lo hice con mucha ilusión y ganas de hacer cosas.
Cuando me apunté Felipe González llevaba dos años de gobierno. Cuando me desapunté, llevaba tres.
En un año no contaron conmigo -ni con otros que habían llegado cuando yo- y lo único que hice fue pagar comilonas, viajes y no sé qué más historias a cuatro aprovechaos, a cuatro de la cúpula, con las pesetas que pagábamos al mes.
Con eso lo digo todo, y pese a que defendí y defiendo muchas ideas socialistas, me averguenza la poca democracia interna y la poca participación que tiene un partido político que de 35 años de DEMOCRACIA ha gobernado prácticamente la mitad.
Y el PP, más de lo mismo.

DIOGENES dijo...

Tendemos a generalizar y decir que este o el otro partido son corruptos. Yo no creo que sea así. Los corruptos no son los partidos ni la gente de base que los compone, son la casta privilegiada que controla el poder dentro de los mismos. Tampoco me creo que en algunos partidos no exista esta lacra y que solo sucede en los partidos mayoritarios, simplemente no se dio la oportunidad. Algunos porque aun no alcanzaron ninguna parcela de poder y otros porque solo la alcanzaron en sitios minoritarios pero ya asomaron la patita. Si algún día llegan a tener el mismo poder que los que ahora lo ostentan, la corrupción se extenderá en ellos como un reguero de pólvora. Esto sucede porque crearon una casta de poder, un clan cerrado donde nadie entra salvo que el estomago te permita ser un ser servil, un lameculos que les dora la píldora y este dispuesto a callar y participar en sus juegos sucios mirando a otro lado sin cuestionarlos.
Estamos asistiendo al espectáculo lamentable de una red de corrupción, creada por ellos y en la que también participan empresarios y banqueros, que va desde el mas mindundi de la casta hasta la mismísima Casa Real. Han tejido una tela de araña destinada al saqueo del país al mas puro estilo de la mafia Siciliana. Nadie de ellos es responsable, nadie tiene culpa, nadie va a la cárcel, nadie devuelve el dinero robado. Los juicios que se montan son meros tramites para engañar al ciudadano haciéndonos creer que se aplica la justicia; una justicia sobre la que también pesa la sombra de la sospecha y no sin razón. Se condena rápidamente y sin piedad, a la cárcel, al que roba una gallina para comer pero se mantiene en libertad o se indulta a los ladrones de guante blanco para que disfruten de lo saqueado con arrogancia y prepotencia ante el asombro de todos nosotros.
Las comisiones de investigación que se montan los políticos son autenticas pantomimas donde no aclaran nada y cuya única misión es aparentar transparencia cuando lo único que hacen es taparse las miserias unos de otros. Es lógico, no se van a pisar la manguera entre ellos y por lo tanto perder el nutrido pesebre donde se alimentan.
Este país esta repleto de Pokemons, Mareas, Campeónes, Gurtels, Eres, Barcenas, Urdangarines, Camps; Pujols... y así hasta una lista interminable que afecta a todos con independencia de que sean de derechas o izquierdas. No obstante, pienso que esto no es mas que la punta del iceberg de la inmensa cloaca que, entre todos, contribuyeron a crear en este país.
Mientras tanto sufrimos las consecuencias con recortes brutales que solo nos afectan a nosotros mientras que ellos y sus allegados son intocables en sus privilegios y buena vida. Asistimos a la emigración en masa de los jóvenes y no tan jóvenes en busca de un futuro mientras ellos nos roban los pocos puestos de trabajo que salen, ante nuestras narices. Que ninguno se ponga digno porque todos son responsables, unos por dejadez y otros porque aprovechando las circunstancias van mas allá de lo razonable.
Que nadie se crea esos brindis al sol que nos lanzan con malabarismos de supuesta transparencia y lucha contra la corrupción pues no es mas que un engaño para tapar la mierda (con perdón) que tiene cada uno en su casa. Al fin y al cabo, ellos hacen las leyes y por consiguiente,
al mismo tiempo crean las trampas.