8/3/13

ENTREVISTAS... Asunción Cámara, Directora de la Escuela Politécnica de Mieres

Siete años como Subdirectora de la Escuela Politécnica y el gusto por lo que hace hicieron que Asunción Cámara Obregón fuera la única candidata a las elecciones para Director de la Escuela Politécnica de Mieres hace menos de seis meses.
Profesora titular del Departamento de Biología de Organismos y Sistemas de la Universidad de Oviedo, nos ha permitido hacerle una serie de preguntas acerca de la situación actual y del futuro de la Escuela Politécnica (o Campus) de Mieres.

“Al menos a corto o medio plazo no se implantará ningún otro máster”

Comencemos la entrevista hablando del aspecto académico de la Escuela Politécnica de Mieres…
-La primera pregunta es obligatoria, ¿cuántos alumnos tiene este curso la Escuela Politécnica? ¿Y cuántos profesores?
El número total de alumnos ronda los 1.300 y en cuanto al número de profesores sobre los 150.

-Para los que no estén muy puestos al día al respecto, ¿cuántos grados oferta? ¿Cuáles son esos grados? ¿Cuántos alumnos tiene cada uno?
Se ofertan cuatro Grados, que son:
-Grado en Ingeniería de los Recursos Mineros y Energéticos, con 4 menciones posibles (especialización): “Explotación de Minas e Instalaciones Electromecánicas Mineras”, “Recursos Energéticos, Combustibles y Explosivos”, “Sondeos y Prospecciones Mineras” y “Matalurgia y Mineralurgia”.  El número de alumnos está alrededor de 420.
-Grado en Ingeniería Geomática y Topográfica, con un total de 280 alumnos
-Grado en Ingeniería Forestal y del Medio Natural, con 300 alumnos
-Grado en Ingeniería Civil , con 260 alumnos
Este curso 2012-13 también se está impartiendo Ingeniería Geológica (2º ciclo), con un total de 20 alumnos, pero se extingue este mismo año.
Las cifras facilitadas incluyen los alumnos del Grado y los alumnos de las Ingenierías Técnicas en proceso de extinción.

-De todos ellos, ¿cuál o cuáles tienen en estos momentos más salidas profesionales?
Todos los Grados ofertados tienen numerosas salidas profesionales, otra cosa es la situación económica actual del país que nos afecta a todas las ingenierías más o menos por igual.
Es importante dejar claro que nuestros ingenieros están muy bien valorados tanto a nivel nacional como internacional y que en estos momentos el que está interesado en trabajar fuera de nuestras fronteras lo está consiguiendo. Esta forma de plantearse un comienzo profesional no tiene porqué ser dramática, no debemos de pensar en ella como una emigración forzada sino como una experiencia profesional y personal que es recomendable estando el país en crisis o en sus mejores momentos.

-Hilando con lo anterior, ¿se interesan las empresas en la época actual por los licenciados como ocurría en épocas pasadas?
Pues como es lógico la demanda ha caído pero se siguen ofertando prácticas externas, señal de que hay actividad económica en los sectores profesionales que nos atañen.

-Ingeniería Civil ha sido un grado implantado con éxito (a nivel de número de alumnos) en 2011, ¿a qué se debe ese éxito? ¿Por qué tardó tanto en implantarse?
La Ingeniería Civil es una carrera de gran demanda, siempre lo ha sido y, por lo tanto, en la Universidad de Oviedo no ha pasado más que lo que ya pasaba en otras universidades. Yo estudié Ingeniería de Montes en la Universidad Politécnica de Madrid, y si compara el tamaño de mi escuela con la de Ingenieros de Caminos entenderá lo que le digo.
En cuanto a la tardanza a mi no me consta que fuera tal, se siguieron los pasos habituales. Tenga en cuenta que en este caso no se trataba de “adaptar” una titulación que ya teníamos sino en diseñar una nueva con las consideraciones económicas y de personal que ello conlleva.

-Se hablaba recientemente de la posibilidad de implantar un doble grado (Minas e Ingeniería Civil), que sería el primero de la EPM, ¿qué beneficios podría reportar la implantación de ese nuevo y primer doble grado a la EPM? ¿Cuándo se sabrá si resultará o no implantado?
El beneficio fundamental es ampliar las atribuciones profesionales de aquellos que lo estudien, atribuciones que son complementarias además, evitando a las empresas la contratación de dos profesionales distintos para hacer un mismo trabajo.
En cuanto a su implantación, en principio no tiene por qué haber problemas, es una cuestión de confrontar bien los dos grados actuales, buscar sus intersecciones y proponer el 5º curso con los complementos necesarios. Todo ello es a coste cero pues tenemos el profesorado y las infraestructuras necesarias para ello.

-Tras los fallidos másteres de Caminos y Montes, que nunca llegaron a implantarse, ¿hay opciones de que se implante algún otro máster en los próximos años?
No lo creo, al menos a corto medio plazo.

-Otra pregunta igualmente necesaria, ¿cómo ha sido la adaptación de los estudios al Plan 2010 o “Bolonia”? Desde su óptica como profesora y directora, ¿qué le parece ese plan?
La adaptación aún no ha terminado, el proceso finalizará cuando desaparezcan definitivamente las titulaciones antiguas, las ingenierías técnicas, pues aún hay bastantes alumnos que aunque no tienen clase siguen teniendo asignaturas de los antiguos planes por superar y por examinar. Por otro lado hasta el próximo curso académico 2013/14 no estarán los Grados completos, comienza el 4º y último curso, así como los Trabajos Fín de Grado.
El proceso está siendo complejo pues está basado, entre otras cosas, en la enseñanza con grupos reducidos y la participación activa del alumno con mucho más trabajo personal (trabajos, presentaciones, tareas…) que luego hay que evaluar y para eso hacen falta más medios fundamentalmente humanos, pues la verdad es que en Mieres tenemos unas infraestructuras estupendas que dentro de lo que cabe nos facilitan la adaptación, aunque siempre hay cosas que mejorar. En plena crisis económica y con la vía de la contratación de nuevos profesores más que restringida la adaptación resulta compleja.
En cuanto a mi punto de vista sobre Bolonia yo siempre fui una entusiasta del espíritu europeo, de la unificación y homogeneización de títulos a nivel nacional y europeo, así como de la filosofía del sistema de aprendizaje; sin embargo, creo que al final tenemos “el mismo perro con distinto collar”, con una burocratización excesiva de la vida académica que a veces hace la situación difícil de manejar.

Pasemos ahora a hablar de otros aspectos dentro del funcionamiento de la EPM…
-¿Cómo han afectado los recortes a la EPM?
El presupuesto se ha reducido en un 50%, nos dicen que es probable que nos lo aumenten algo a lo largo del año pero yo soy pesimista. En estas condiciones no nos queda más que austeridad y una gran dosis de imaginación para alcanzar algunos de los objetivos propuestos como puede ser la mejora de la promoción de nuestros Grados y la ampliación del número de alumnos.

-Hace unos meses Lucas Martínez, de la Asamblea Estudiantil del Campus, nos comentaba que el edificio estaba mal diseñado, y que ello implicaba un enorme gasto en luz y calefacción, ¿a cuánto asciende ese gasto mensual o anualmente?
No tengo ni idea, eso es uno de los secretos mejor guardados. La gestión de las infraestructuras se lleva directamente desde el Vicerrectorado correspondiente. Es obvio que el edificio no es muy sostenible energéticamente, frío en invierno y calor en verano, luces encendidas todo el día en instalaciones que tienen una utilización mínima…
Creo que este debería ser uno de los retos de la gestión de infraestructuras, el problema es que la sostenibilidad energética pasa necesariamente por la inversión y en estos momentos no hay de dónde sacar.

-¿Qué destacaría de las instalaciones de la EPM? ¿Qué cree que debería mejorarse en ellas?
Salvando lo anterior las instalaciones son espectaculares, creo que las mejores y más modernas de toda la Universidad de Oviedo. Laboratorios, seminarios, aulas, zona deportiva…El complejo es extraordinario y muy atractivo.
Como mejora fundamental en estos momentos están las aulas de informática con unos ordenadores algo antiguos, aunque de momento útiles, y quizás la necesidad de ampliar el número de éstas pues las prácticas de Ingeniería Civil especialmente requieren instalaciones de este tipo y, como sabes es una titulación con un elevado número de alumnos.

-¿Qué balance se hace, en el seno de la EPM, de la apertura hace unos meses de la residencia de estudiantes?
Muy positivo pues creo que va a ser clave en el aumento de matrícula, es una de las cuestiones que más nos planteaban los alumnos potenciales cuando hemos hecho la promoción de nuestro centro en institutos de la periferia asturiana. Pero es que además puede resultar muy atractivo para alumnos de otras comunidades autónomas.

-¿En qué punto se encuentra ahora mismo el asunto de la conexión vía transporte público con Oviedo, Gijón y Avilés, que la Escuela pedía hace algún tiempo?
En punto muerto, el consorcio nos negó la oportunidad de ponerlo en marcha con el Gobierno de Foro pero yo soy pesimista con que esa postura sea distinta con el PSOE, al fin y al cabo los gestores del CTA son los mismos.
La verdad que es algo frustrante, en esta cuestión me siento totalmente desamparada, los apoyos son nulos.

-¿Cómo son las relaciones entre la EPM y el Gobierno local? ¿Y con el regional?
Con el Gobierno local excelentes, hace poco estuvimos con el Alcalde presentándoles nuestras visión de la EPM y participa con nosotros en todo lo que le hemos solicitado.
Con el Gobierno regional son escasas pero las pocas que ha habido bastante prometedoras. De todas formas estamos empezando y aún no hemos tenido tiempo de establecer demasiados contactos. Todo llegará.

Terminemos hablando de usted como Directora de la Escuela Politécnica de Mieres…
-Usted fue en octubre elegida Directora de la EPM en unas elecciones donde solo usted presentó candidatura, ¿qué le llevó a presentarse a la elección?
Como sabe, estuve de Subdirectora con Antonio Bernardo 7 años, me gusta el trabajo de gestión y creo que puedo hacerlo bien. El reto de ser la primera mujer que ocupara un cargo de estas características, tengo que confesarle que también influyó.

-¿Qué balance hace de estos primeros meses en el cargo?
Positivo pero con mucho trabajo, más del que a veces podemos absorber. No solo es la tarea de la Dirección sino que además seguimos siendo docentes y desarrollando una tarea investigadora importante.

-Y ya por último, como Directora, ¿qué metas o prioridades se ha propuesto a corto y a largo plazo para la EPM?
A corto plazo creo que más o menos las he comentado, la promoción de los Grados es uno de nuestros principales objetivos. Pero además la implantación del doble Grado de Ingeniería Civil e Ingeniería de los Recursos Energéticos y Mineros y ofertar itinerarios bilingües en todo los Grados que tenemos. En este último aspecto le diré que es muy probable que casi todas las asignaturas de primero se ofrezcan ya desdobladas en inglés para el próximo curso académico, es un paso ya de gigante. Ahora estamos trabajando muy intensamente en este tema para ver cómo podemos ofertar los 120 ECTS indispensables para configurar los itinerarios bilingües.
Vamos paso a paso, pero con mucha ilusión.

No hay comentarios: