30/8/13

LAS CRÓNICAS DE PLAUTO: La necesidad de actualizar los callejeros

Hace algunas semanas el Ayuntamiento de Mieres presentaba una nueva guía turística con los equipamientos turísticos que todo turista que pasa por este concejo debería de ver, distribuyendo ejemplares no solo en la oficina de turismo del concejo (ubicada para quien no lo sepa en la Casa de la Cultura), sino también en museos locales, y otras oficinas de turismo asturianas. Tuve la ocasión de verla en PDF y aunque me parece que se han centrado demasiado en los equipamientos turísticos (Fortuna y Espinos; Bustiello…), debo reconocer que la guía está muy bien hecha y, sobretodo, tiene muchísimas fotografías que al final es lo que vende el sitio que se anuncia.
Sin embargo esta semana no quería hablarles ni de guías turísticas ni de patrimonio, sino de una cosa muy distinta a todo ello: el callejero.
El callejero es un libro en el que se recogen y explican los nombres de todas las calles, plazas y jardines de Mieres del Camín. Nosotros, que tenemos esa sección tan apreciada llamada “Cómo han pasado los años” estamos más que acostumbrados a este tipo de libros, de hecho manejamos dos a la hora de escribir los textos que acompañan a las imágenes de ese apartado. Uno de ellos es el de Galcerán Quirós, muy logrado y con una foto de cada calle (y un curioso apartado de ideas del que ya les hablé). ¿Su pega? Que es del año 1996 más o menos y desde entonces hasta hoy han surgido muchas calles que en el libro no aparecen.
El otro que manejamos es “El libro de las calles de Mieres”, una obra promovida en el 2006 por el Ayuntamiento de Mieres y que se distribuyó gratuitamente en colegios, institutos, bibliotecas… Está muy bien, pero, a diferencia del otro, este no contiene más fotos que la de la portada y al estar publicado en 2006 tampoco contiene calles ‘de nueva creación’, que deben ser como unas quince, entre las nuevas de La Mayacina y alguna de la Sierra de Máximo.
Debería de actualizarse el callejero con el por qué de esas nuevas calles, explicando quiénes fueron los Hermanos González Peña, Chema Castañón, Horacio Fernández Iguanzo o Fini Suárez, que son algunos a los que se les puso una calle en estos nuevos barrios. Y si se le añade una foto de cada calle (tanto de las nuevas como de las viejas, mejor), contando por supuesto con las anteriores nomenclaturas de las calles.
¿Qué puede que sea muy caro y que no estamos para gastos? De acuerdo, que se haga en PDF y se suba a la web del Ayuntamiento. ¿Qué no hay personal? Tampoco hace falta un escuadrón: se pueden aprovechar textos del callejero de 2006 y solo sería necesaria gente que hiciera fotos a las calles y escribiese sobre las de nueva creación y créanme, historiadores en paro o que trabajan de algo distinto a lo que estudiaron hay unos cuantos en el concejo y seguro están dispuestos a colaborar en la redacción del nuevo callejero.
Así que no hay excusas… 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy contigo en todo lo que dices y me gustaría añadir una cosa: esos libros que mencionas de los que se hicieron tiradas en su día, de millares de ejemplares, no los ha leído ni la mitad de los que los tienen en casa.
Es una pena lo poco que interesa a los mierenses lo nuestro.

Anónimo dijo...

Por curiosidad miré el enlace que nos pones en el artículo y que da a otro artículo de hace un par de años con las ideas de Galcerán. Ideas de bombero retirau, madre mía.