12/9/14

LA TRIBUNA DE MONTERDE: Bancos buenos

Los niños y, en general, toda persona en edad escolar, ya están de vuelta en las aulas un año más.
Ha sido precisamente este el año en el que me he fijado en una cosa: el grandísimo aumento de los conocidos como ‘bancos de libros’. Deben ser pocos los colegios e institutos del concejo que este año no hayan organizado algo por el estilo con el fin de reutilizar y promover el intercambio de libros de texto y hacer ahorrar a las familias un buen dinero. También desde el Ayuntamiento, en colaboración con la Oficina de Información Juvenil se ha hecho algo parecido, valiéndose de las instalaciones municipales de La Campeta.
*Folleto del banco de libros municipal.
Qué quieren que les diga. Pues que me parece fabuloso que, año a año, vayan aumentando este tipo de cosas. No obstante, aún queda mucho por andar.
Queda, en primer lugar, cambiar la mente del librero que ve que pierde no sé cuanta ganancia por culpa de estos ‘bancos de libros’ –algo que a mí me comentaba una persona que regenta una conocida librería del concejo- ¿No pueden ver que es algo hecho en pro del interés general y no con el único afán de perjudicarles? Queda también por hacer que en Asturias, como ocurre en algunas comunidades, se fije que los alumnos vayan usando los libros que otros dejan, como si de una cadena se tratase. Es absurdo que muchos de los libros que se compran en septiembre lleguen a junio como nuevos y se guarden en una caja o se coloquen en una estantería.
Y queda también lo más importante, que es que los colegios e institutos no se obcequen en cambiar, cada año o cada dos años, de libros en las asignaturas que imparten, ya que sino cualquier ‘banco de libros’ sería inútil.
Por ahora vamos por el buen camino y los resultados son más que positivos. No solo han crecido en cantidad los ‘bancos de libros’, como comentaba al principio, sino también en ‘volumen’, realizando, aquellos que ya tenían trayectoria, más intercambios de libros de texto que en años anteriores. Hay que seguir así. 

1 comentario:

Anónimo dijo...

Yo también escuché a una persona relacionada con el mundo de los libros en el concejo hablar no precisamente bien de estas iniciativas que a mí me parecen geniales.
Comparto lo que tú dices. Todo colegio o instituto debería tener ya su propio banco de libros y creo que igual para el año que viene ya se logrará. Hay que inculcar la cultura del reciclaje en los niños.