31/10/14

LA TRIBUNA DE MONTERDE: Menos verde

El otro día me enseñaba un buen amigo mío, aficionado a la fotografía, varias imágenes que había tomado desde su piso, en la Numa Guilhou, al parque Jovellanos. Fotografías que talmente parecían aéreas, pese a estar tomadas desde un cuarto piso.
Tenía fotografías de hace como diez años, de antes de la reforma que en el 2006-2007 cambió el Jovellanos a lo que es hoy en día.
Me llamó la atención que había unos cuantos árboles, de gran altura, que ahora ya no están. Disculpen mi ignorancia en lo que a árboles se refiere, pero había una especie de abeto gigante en el lado derecho del ‘auditorio’ del Jovellanos que hoy ya no está. Había otro más allá, ya cerca de la Manuel Llaneza, que tampoco está. Ídem con un árbol más pequeño, pero igualmente con muchos años en pie, que estaba en las proximidades del estanque.
*Un árbol (o lo que de él queda) tras su tala en el Jovellanos.
Me llamó la atención y se lo comenté. “Si solo fueran esos…”, me dijo. “Cayeron muchos más. Pero yo creo que ninguno de los que desaparecieron estaba realmente seco. Algunos estaban estropeados por vendavales, pero bien podados hubieran seguido donde estaban”.
Recordé entonces unas palabras que me dijo hace unos años una señora muy conocida en esta villa, en la que aún reside, con una mente muy lúcida a sus más de noventa años. La señora en cuestión, maestra incansable, vive en las proximidades del parque Juan XXIII y hace unos años, hablando con ella, me comentaba que el Juan XXIII había perdido ya varios árboles de gran altura, también sin que estuviera ninguno seco.
Tras salir de casa de mi amigo tuve que cruzar el parque y fijarme obligatoriamente en qué había ocurrido en los sitios donde antes había aquellos árboles de gran altura y que tanta elegancia daban al parque. La respuesta está en la foto que acompaña a esta tribuna.
Hay una cosa que se llama reforestación y que consiste en que, una vez que talas un árbol, pones otro en su lugar o cerca de donde estaba él. Se usa mucho en los montes y en los parques de las grandes ciudades. En Mieres está claro que no. Aquí dejamos parte del tronco, con sus raíces, de adorno.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Los arboles de gran porte que habia en el Parque se talaron despues de ocurrir dos accidentes por desprendimiento de ramas...uno de ellos creo que con graves secuelas..vista la causa creo que estan muy bien talados. Mieres no necesita grandes manchas verdes que oxigenen porque esta rodeado de naturaleza. Un saludo:JEROMIN.

Anónimo dijo...

Uno de ellos se desprendió solo una rama cuando el temporal aquel de 2010 (me parece que fue el de la foto). Una rama grande, al fin y al cabo, pero una rama. No me pareció justo que lo talaran. El otro estaba dañado.
De todas maneras, ya que talan, que reforesten. Ya no hablo de poner otros pinos o tal, sino de poner un rosal ahí que de flores anda escaso el parque.

Noelk dijo...

Que barbaridad el comentario 1,como estamos rodeados de verde , tengamos un parque de hormigón...lamentable, que los parques del sur sean de "albero" por el coste del césped,vale..pero aquí, que podemos tener un parque magnífico...en fin, tiempo ha, que la gente que entiende se queja de las brutales talas que sufren los árboles del concejo...Salu2

Adulador de Jeromín dijo...

Yo estoy con Jeromín también, lo suyo sería hormigonar el parque Jovellanos y que OCA contruya un aparcamiento.
Además con tantas videoconsolas que hay ahora no me explico que hacen los niños todo el día molestando con el balón por la calle.

Anónimo dijo...

Aclarando conceptos: Dije que nuestro parque está perfectamente así con arboles de porte medio y no con aquellos monstruos que generaban problemas de seguridad en dias de fuertes vientos y agobiaban a los vecinos porque no les entraba luz por sus ventanas. Lo de los rosales con sus flores una chorrada porque donde juegan niños....con respecto a hormigonar e incluso hacer aparcamientos...no era mala idea...los niños peloteaban agradecidos y los usuarios de los coches aun mas agradecidos...!ah! y unos comederos para las palomitas..¿Contentos ahora?. Un saludo: JEROMIN.