24/10/14

REPORTAJE: ¿Qué fue de...? (VII)

De vez en cuando ‘rescatamos’ del olvido a través de una serie de reportajes titulados “¿Qué fue de…?”, algunas iniciativas, edificaciones o construcciones que algún día salieron en prensa como “inminentes” pero que con el paso del tiempo cayeron en saco roto.
Hoy vamos con el sexto de esos reportajes a recordar cuatro actuaciones de las que poco o nada se ha vuelto a saber. Comencemos…

-El anillo sur
En diciembre de 2007 la prensa local daba a conocer la intención de Sogepsa de crear una ronda o anillo en el sur de la ciudad, pensando en dar un mejor servicio a todo lo que en Santullano iba a hacerse: el hospital, el recinto ferial y el centro comercial (entonces ya funcionando).
*Parte de la zona que abarcaría el 'anillo'.
Calculaba Sogepsa que la ronda sur serviría para dar un mejor acceso a esa parte de Mieres a más de veinte mil vehículos diarios. Se planteaba así la construcción de un puente sobre el río Caudal y la autopista que uniese la travesía del paseo fluvial con Nuevo Santullano; convertir la vieja AS-242 en una especie de bulevar, con varios carriles en ambos sentidos; ampliar la carretera que transcurre junto al paseo fluvial y crear, en Bazuelo, una glorieta que sustituyese al cruce que hay hoy en día y que permitiese canalizar de mejor manera el tráfico. Todo esto, acompañado de alguna que otra pasarela y de nuevas aceras, en el caso de la AS-242.
El coste de la obra, según el Principado, sería de 10 millones de euros. Nunca se llegó a hacer nada de lo inicialmente previsto.

-La moderna nave de Hunosa en El Batán
Buscando concentrar todavía más actividades en El Batán, Hunosa adjudicaba en 2010 a la constructora Los Álamos la construcción, por importe de más de 1,8 millones de euros, de una moderna nave en la que almacenar suministros para los pozos que aún se mantienen abiertos y en la que centralizar los servicios que se venían prestando, hasta entonces, en El Entrego.
La obra empezó, de hecho se derribaron unas antiguas naves para construir el nuevo edificio en el solar que aquellas dejasen y se empezaron a poner los cimientos.
Sin embargo, poco tiempo después, el Ayuntamiento paralizaba la construcción de la nave, al haber arrancado las obras, según el Ayuntamiento, sin licencia e incumpliendo con la ordenación urbanística. Fue solo un aviso, un aviso que, hace dos años y medio sirvió para que la empresa paralizase las obras, que no se han retomado hasta la fecha.

-Parque acuático en Vega de Arriba
*Fachada de la piscina cubierta de Vega de Arriba.
En el año 2009 Izquierda Unida apostaba por la piscina de Vega de Arriba y lo hacía pidiendo en el Pleno nuevas inversiones para las instalaciones. En concreto, tras haberse realizado la ampliación del gimnasio, IU pedía que se crease una especie de parque acuático que contase con una zona de spa, a cubierto, y una pequeña piscina infantil, también climatizada. Igualmente reivindicaban la necesidad de recuperar la piscina exterior para poder usarla en verano.
Exactamente lo mismo se pidió, dos años después, por parte del Partido Popular. Se solicitaba entonces que la piscina de Vega de Arriba fuese ampliada para que diese cabida a un centro de hidroterapia y que se recuperase la piscina exterior para su uso en el periodo estival. La piscina era entonces una apuesta de futuro.

-Lavado de cara para los edificios próximos a la autovía
Corría el año 2004 cuando desde la concejalía de Urbanismo, en manos entonces del ahora diputado Luis Álvarez Payo, se anunciaba la idea de pedir a una empresa especializada en ello un estudio sobre cómo deberían rehabilitarse o adecentarse todas aquellas fachadas de edificios que estuviesen próximos a la A-66.
¿Por qué? Pues muy sencillo, eran pisos que se veían desde la A-66 y el Ayuntamiento consideraba entonces que tener fachadas en mal estado no daba una buena imagen del concejo a los posibles turistas que circularan por la A-66.
Se encargó el estudio, que entonces pronosticó que debían remodelarse las fachadas de decenas de viviendas de Mieres, Santullano, Figaredo y Ujo que se divisaban desde la autovía.
Se necesitaba para que saliese adelante, además de una gran cantidad de dinero, de la colaboración ciudadana. El proyecto se quedó en proyecto aunque, con el tiempo, muchas de aquellas comunidades cuyos edificios estaban ‘feos’ se encargaron de ponerlos ‘guapos’.

Lea también las otras entregas de esta serie de reportajes:

1 comentario:

Xurde dijo...

Entós apostaben pe la piscina. Agora na de na.