24/4/15

ACTUALIDAD DE LA SEMANA

Los sindicatos critican el acoso del Gobierno local a los trabajadores del Ayuntamiento, así como el pago de sobresueldos a altos cargos
Semana de críticas por parte de los sindicatos hacia el Ayuntamiento de Mieres. Así, en primer lugar, la Corriente Sindical de Izquierdas (CSI) reprochó hace unos días al Gobierno de Mieres por estar amenazando a los trabajadores con despidos mientras paga sobresueldos "de entre 1.000 y 1.500 euros a altos funcionarios". La central defendió a los trabajadores que, avalados por una sentencia, han iniciado el procedimiento judicial para reclamar los complementos salariales que les fueron retirados en el plan de ajuste.
"La ciudadanía debe saber que en los despachos de cristal que esgrime el Gobierno local se hacen traslados a dedo, que toda política de personal es absolutamente ilegal y que, desde el primer minuto de su gobierno no hacen más que amenazar pública o privadamente con despidos", señalaron los portavoces de la sección sindical de la CSI.
*Un operario municipal limpia la glorieta de La Guareña.
Días después, los afiliados del CSIF (Central Sindical Independiente y de Funcionarios) en el Ayuntamiento aseguraron que los “constantes signos de acoso” que sufren por parte del Gobierno local de Izquierda Unida desde el inicio del mandato han alcanzado la gota que colma el vaso. Ello se derivó del último pleito, que surgió el 6 de mayo de 2014, cuando una operaria de limpieza sufrió un accidente en horario nocturno en el parque Jovellanos al clavarse en una pierna una astilla de un banco que estaba roto y que no pudo ver.
La sorpresa de la trabajadora fue que al cobrar la nómina de ese mes, no se le abonó el 100% del salario como ordena la legislación en casos de accidente laboral, por lo cual el sindicato CSIF presentó reclamación previa, argumentando que el haberle descontado el fin de semana no era de recibo. “Con gran desprecio, el equipo de gobierno de Aníbal Vázquez respondió que fuésemos al juzgado y un año después los tribunales le han dado la razón a la operaria, que percibirá 168 euros”.
Esta trabajadora es esposa del delegado sindical de CISF que denunció a un edil del gobierno local por un delito de faltas e injurias, demanda esta última que sí fue archivada por el juzgado.
Por último, el SIPLA ha criticado que el Gobierno local comunicase en julio a los grupos de la oposición la apertura de una investigación para esclarecer si hay "acoso" laboral en el seno de la Policía Local de Mieres tras la denuncia presentada por un subinspector contra sus dos jefes directos y que hoy ese procedimiento está parado, desde entonces, debido a que el Ayuntamiento no cuenta aún con instructor para llevar el caso.
En este marco, el citado subinspector lleva nueve meses esperando a que el gobierno local abra la investigación comprometida sobre su denuncia por acoso.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¿ Acoso a los trabajadores municipales? Con anteriores gobiernos hacian lo que les salia de las narices..ellos y a la cabeza el sindicato mayoritario...este gobierno intenta meterlos en vereda y se alzan de las patas de atrás. !Que dificil es abandonar un vicio! Un saludo: JEROMIN.

Anónimo dijo...

Completamente de acuerdo con Jeromin. Vivieron como quisieron durante muchos años y aún hoy algunos siguen haciéndolo. Claro, les apretaron un poco las tuercas y en seguida saltaron al monte.

Anónimo dijo...

Como os gusta hacer campaña a los sindicaleros para que gane los sociolistos y así volver a tocarse las narices y seguir cobrando pluses que solo tenían por tener carnet de la rosa o para que no metieran ruido... A trabajar que para eso cobráis.