17/4/15

CÓMO HAN PASADO LOS AÑOS: Especial Convenio antiguo

Los pasionistas llegaron a Mieres a finales del siglo XIX, de la mano de los Marqueses de Camposagrado, quienes les confiaron la administración de la capilla del Carmen, en La Villa, mientras se realizaban las obras de su propio templo. 
El 23 de mayo de 1909, la comunidad pudo ocupar su nuevo templo, de dimensiones mucho más reducidas que el actual. Estuvieron realizando sus labores en ese templo hasta que, a finales de los cincuenta, se vio la necesidad de construir algo más grande.
El nuevo convento, inaugurado hace cincuenta y cuatro años, fue la solución a ello. De ladrillo, con una imagen moderna para la época, siguió acogiendo en su interior las imágenes de diversos santos, entre ellos San Pablo de la Cruz, Santa Gema o San José.
Junto al edificio también se construyó un pequeño bloque de viviendas usadas por los padres y, posteriormente, el colegio concertado “Lastra”.  

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues qué queréis que os diga... Era mucho más guapo el antiguo, viendo las fotos, tanto por dentro como por fuera. El de ahora es un armatroste de Ladrillo con vivienda anexa para los frailes (que por cierto, son de los más ricos de Asturias, con sus varias cocheras, inmuebles...).

Anónimo dijo...

seguro que son ricos por lo que trabajan y producen.

Yako dijo...

Las últimas lineas creo que no las explicasteis bien.

El edificio donde está ahora el colegio se construyó por la misma época de la iglesia antigua, que era usado como vivienda por ellos. Luego ya en los 50 hicieron la nueva iglesia con el edificio de tres plantas que se ve a la izquierda en la foto, para vivir en él.

Personalmente, me hubiese gustado más que mantuviesen la antigua iglesia, por las fotos, tiene la pinta de ser de esas iglesias que atraen turistas y visitantes por su arquitectura y tallas, y hoy en día aportaría gran valor a Mieres.

Pero lo hecho, hecho está y no se puede cambiar

Anónimo dijo...

En Mieres la arquitectura que parte la pana ye el Feismo, y dai gracies que de aquella lo suyo era el ladrillu visto y no les chapes atornillaes por fuera, si no dibais a saber lo que llera una iglesia horrible de verdad.

Julio J. Llera dijo...

Sin duda la iglesia anterior era realmente bonita y es una pena que Mieres haya perdido esa joya. No obstante, no hay que desmerecer del templo actual, ya que es una buena muestra de arquitectura moderna y muy similar a las iglesias que se construyeron en los 50 en todas las grandes ciudades españolas. Así la villa tiene precisamente dos templos dispares en el casco urbano: el de San Juan y el del Carmen