2/10/15

PEQUEÑAS SEMBLANZAS DE GRANDES MIERENSES: Clara Martínez Cueva

Clara Martínez Cueva vino al mundo en el año 1940 en la localidad de Entelosríos, en la Güeria de San Xuan. Hija de un minero, pasó su infancia entre Olloniego y Valencia de Don Juan, siguiendo a su padre por los lugares donde le tocaba trabajar.
A finales de 1943, la familia, formada por seis hermanos, se mudó nuevamente a Mieres, instalándose en Santa Cruz, donde, en 1948, comenzaron a regentar el Bar Cueva.
*Clara Martínez Cueva.
Tras terminar sus estudios primarios en Santa Cruz y contra el deseo de su madre de que se hiciera modista, Clara comenzó en 1957 a trabajar como ayudante del protésico dental Luis Aldecoa. De aprendiz pasó a oficial de primera, viendo cómo su salario mejoraba notablemente y convirtiéndose en la primera mujer con tal categoría dentro de la profesión. Hasta 1994, año en el que se jubiló por enfermedad, estuvo trabajando con los Aldecoa.
Al margen de su vida profesional, en 1977 se convirtió en una de las primeras militantes del recién creado Alianza Popular, formando parte de la ejecutiva local del partido. Fue edil entre 1980 y 1983 y entre 1983 y 1991. Precisamente, en las elecciones de 1987 se convirtió en la primera mujer en la historia del concejo en ser candidata a la Alcaldía. En 1991 fue nombrada vicepresidenta del Partido Popular mierense.
A mediados de los noventa decidió apartarse de la política local por cuestiones de salud, aunque siguió siendo militante del PP. Volvió a la palestra en el año 2007, en la lista encabezada por José Coto y volvió a entrar como edil en el Consistorio. Año y medio después renunciaba a su acta de concejala por cuestiones personales.
A sus 75 años, Clara continúa viviendo en Mieres. Soltera y sin hijos, sigue manteniendo esa independencia que tuvo desde que era adolescente. Sigue siendo militante del Partido Popular, en cuya historia, a nivel local, fue una pieza clave.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Buena mujer siempre dispuesta a atender a todo aquel que se encontraba en el consistorio y una pionera en muchas cosas.

Anónimo dijo...

Estupenda mujer con una personalidad arrolladora y que siempre estuvo y está dispuesta a ayudar a todo dios fueran o no de su partido; hubiera sido una estupenda alcaldesa en aquellos tiempos en que los sociatas escojonaban el concejo y a las pruebas me remitto. Que vivas muchos años,Clara.