13/11/15

UN LUGAR PARA VIVIR: El Yenu la Tabla

La parroquia de Siana cuenta con una extensión de 10,5 kilómetros cuadrados a lo largo y ancho de los cuales se reparten más de una treintena de pueblos, lugares y caseríos. Esta semana visitamos uno de esos lugares: EL YENU LA TABLA.
EL YENU LA TABLA es un lugar perteneciente a la parroquia de Siana y que se encuentra catalogado como caserío.
Formado por cuatro viviendas, este rincón se halla situado a 520 metros de altitud sobre el nivel del mar. Cuenta, según datos del 2013, con cuatro habitantes.
En lo que a etnografía se refiere, debemos comentar que todas las viviendas son antiquísimas, hechas de piedra y que prácticamente todas ellas responden al viejo esquema de vivienda en el piso superior y cuadra en la planta baja. Hechas de piedra, una de ellas aún conserva un reformado corredor, mientras que en otra es posible adivinar que lo tuvo, pero que su espacio se añadió a la vivienda.
Existe también un pequeño lavadero, hecho a partir de una balsa reforzada con hormigón. Este lugar contó también con un molino, presumiblemente de escanda, del que pueden verse sus ruedas como decoración de parte de una finca particular.
Igualmente, como triste vestigio de la Guerra Civil, existe en esta localidad una fosa que ha sido señalizada recientemente con un monolito.
Más aspectos a destacar de este ‘lugar para vivir’ pasan por su ubicación, en pleno monte y en un lugar que le permite aprovechar varias horas de sol al día.

Un paseo cargado de cuestas y solo para personas con buena forma física, consistiría en subir a través de la MI-1, que comienza en Ablaña y pasa por Nicolasa, hasta EL YENU LA TABLA.  Desde ahí es posible, o bien subir a la falda del Llosoriu, o bien tirar, por una pista prácticamente llana, hasta el bar del Picu Siana. Las vistas y el paisaje merecen la pena.

No hay comentarios: