12/2/16

PEQUEÑAS SEMBLANZAS DE GRANDES MIERENSES: Adolfo Quintana

Adolfo Quintana Castañón, conocido popularmente como Quintana, nació en Santa Cruz en el año 1922. Pasó una infancia tranquila, como la de cualquier otro crío de la época, yendo a la escuela del pueblo y entreteniéndose con juegos y lecturas.
En 1937, poco tiempo después del estallido de la Guerra Civil, su padre, reconocido republicano, fue asesinado ante sus propios ojos, muy cerca de la casa familiar en Santa Cruz. Aquello supuso un duro trance para él y para su familia y le sirvió para lanzarse a luchar contra los militares franquistas. Su ímpetu y sus ataques pronto fueron conocidos en el otro bando, hasta el punto de que en 1946, las fuerzas represivas del régimen irrumpieron en la boda de su hermana con el fin de llevárselo. Él no estaba allí. En 1947, consciente del peligro que corría su vida, se lanzó al monte, uniéndose a la guerrilla de la zona.
*Adolfo Quintana, con 25 años.
Poco a poco fue convirtiéndose en un guerrillero de peso, hasta, según los expertos, lograr ser el guerrillero más conocido de Asturias. Las tropas franquistas lo buscaron durante años por cielo, mar y tierra, sin éxito. Sin embargo, su suerte cambió el 1 de agosto de 1950, cuando las fuerzas del régimen detuvieron en la frontera con Francia a dos guerrilleros asturianos: González Barranca y Canor. Tras someterlos a crueles torturas, consiguieron que ambos dieran información de Quintana y de Canario, el compañero inseparable de aquel, un guerrillero criado en Insierto pero de origen cubano.
El 14 de agosto de ese mismo año, los militares les cayeron por sorpresa en la casa de El Pedroso (de Cuna) en la que ambos se encontraban. Les dispararon e instaron a salir. Como no lo hicieron, y para obligarles a salir de la casa, le prendieron fuego. Quintana y Canario trataron de huir, pero fueron acribillados nada más pisar la calle.
Sus cuerpos fueron expuestos en una caseta del cementerio de Villarejo para que la gente los viera y se amedrentara. Fueron muchos los que pasaron a despedirse de los dos guerrilleros.
La vida y muerte de Quintana inspiró un romance popular, así como una película-documental dirigida por Luis Felipe Capellín. Además, anualmente, tanto a él como a Canario se les realiza un pequeño homenaje en el cementerio de Villarejo, donde fueron finalmente enterrados. En ese mismo cementerio, en el lugar donde fueron expuestos sus cadáveres, un monolito y una placa recuerdan uno de los episodios más duros de la posguerra en el concejo de Mieres.

8 comentarios:

Xurde dijo...

Una existencia breve pero intensa y con un final tan macabru y siniestru como lo fue la dictadura de Franco.
El documental de Capellín, que yo vi fadrá dos o tres años na Casa Cultura, ye muy recomendable.

Felipe dijo...

Horrores de la guerra de los que espero que hayamos aprendido.

Anónimo dijo...

Yo no lei ni vi el documental de Luis F pero tengo información de vecinos y gente que conocieron y convivieron con Quintana;la historia que se narra está muy mitificada. Quintana era uno mas de los cientos de personas sobrevivientes de la guerra civil;sus delitos eran travesuras hasta que junto al canario y el gitano volaron una subestación electrica y ahí empezó el peregrinar de los tres : La delación en la frontera francesa es la primera vez que la oigo;el tema era de faldas pues tenia una buena amiga en el Pedroso a la que visitaba frecuentemente y una de esas noches lo acorralaron en la casa que aun se conserva y no fueron militares sino la guardia civil;tampoco lo mataron en la calle sino en una pradera detras de la casa porque saltó envolviendose en un colchon y sí estuvo su cadaver tirado en la carretera y tapado con una sábana...me lo están contando y yo lo transcribo.Me dicen que era una buena persona y no así el canario y el gitano. Un saludo: JEROMIN.

Topo dijo...

Mitificado o no, el asesinato de una persona con 28 años, en pleno esplendor vital, no se puede justificar. Por mucho o poco que hubiera hecho. Y lo mismo diría si fuera alguien del otro bando.

Anónimo dijo...

Topo a las cosas por su nombre...nadie se tira al monte si no tienes nada que temer.En el mismo valle de turon asesinaron al director de hulleras porque habia creado una empresa y montado un economato para los trabajadores y aquellos hermanos maristas del babero se dedicaban a instruir y enseñar a los hijos de los obreros y los asesinaron por ser eclesiasticos asi que milongas las justas y todo el mundo sabemos lo que hicieron UNOS y los OTROS. En el valle de turon al bisabuelo de mi vecino con 6 hijos el mayor de 14 años lo cepillaron los fugaos porque fueron a su casa a las 6 de la mañana para robarles el sanmartin de un gochin que engordaron con mil penurias, el padre forcejeó y se lo ventilaron .Y ahora mitificamos a los bandoleros?. Se terminó la guerra y el 99,99% de la población se buscó la vida,otros quedaron en el monte y pasó lo que tenía que pasar. Punto. Un saludo: JEROMIN.

Anónimo dijo...

nadie se tira al monte si no tienes nada que temer, dice el JEROMÍN, site portas bien y haces lo que los que mataron a tu padre delante de tus ojos te dicen, nada tienes que temer.
que asco

Anónimo dijo...

El asco me da a mi de oir aseveraciones como la tuya y eso lo digo yo EL JEROMIN porque te refieres a mis comentarios con un cierto desprecio . desde el 34 al 36 se cometieron desmanes por un lado y a partir del final de la guerra lo cometieron los otros. Hay una frase bíblica :" El que este libre de pecado que tire la primera piedra". Quintana era un iluminado que no hizo daño a nadie solo repartia limosnas a los mas desfavorecidos y lo mataron injustamente; tambien habria que escuchar a los familiares de sus víctimas...algo tendrian que decir. Un saludo : JEROMIN.

Anónimo dijo...

Repasando sus comentarios y sin animo de debate, veo en ellos unas cuantas de lo que considero erratas o datos que no se ajustan con la realidad de los hechos, yo vengo de la familia Castañon,segundo apellido de Adolfo, en mi casa siempre se contaba la misma historia, era la vida de y aventuras de "QUINTQNA" claro que en mi casa era Adolfo, paso a nombrarte lo que son o considero erratas.
EL NUNCA VIO COMO FUSILABAN A SU PADRE, ya que su padre fue detenido y lo acusaron de participar en un sabotaje en la central del Viesgo
El cuerpo de Jose Quintana, padre de Adolfo, Qulino, Teli, etc etc etc, apareció junto a otros tres en una cuneta.
Adolfo nunca murió por los disparos de los guardias, el consiguió saltar a una reguera, y salio corriendo por unos prados, en un salto de finca a finca una bomba que llevaba se le engancho en una alambre de espinos y no se daría cuenta a si que le reventó la barriga.
A Adolfo lo fueron a buscar a la boda de Teli su hermana, por una pelea en al mina con un chaval al que le rajo o mejor le araño en al cara con una navaja, a si empezó sus aventuras la mayor parte de ellas inventadas o puestas en su camino,si el pasar por dicho sendero.Un saludo y salud,Franc G.