17/6/16

USTED DENUNCIA: Árboles secos en el cementerio de La Belonga / Fosas sin tapar en la zona de esparcimiento canino de Ujo

Les ofrecemos, como cada semana, dos nuevas denuncias enviadas por nuestros lectores. ¿Qué es lo que deben hacer para enviarnos sus denuncias y quejas, siempre que versen sobre asuntos relacionados con Mieres? Es muy sencillo: contactar con nosotros en elblogdelmierense@gmail.com, o también por vía Facebook o Twitter.
Pueden enviarnos escritos, vídeos, audios, imágenes, presentaciones en Power Point... Por nuestra parte, solo dos requisitos: la palabra ‘denuncia’ en el asunto del mail o del mensaje de Facebook o Twitter y, para los documentos gráficos, sí que pedimos que se adjunte una pequeña explicación de lo que se nos muestra y se pretende denunciar.

“Hace unas semanas publicabais la denuncia de un lector que criticaba que había un árbol seco en los Jardines del Polideportivo de Oñón”, comienza señalando Esther en su denuncia, y refiriéndose a una publicada en esta web a mediados de mayo. 
“Pues bien, un poco más arriba, en el cementerio de La Belonga, el cementerio de Mieres, hay ya cuatro árboles secos que llevan años así –uno está incluso empezando a inclinarse- y nadie se preocupa por derribarlos, en un sitio en el que encima no hay que cortar el tráfico ni emplear grandes medios, más allá de evitar que destrocen alguna tumba o algún enterramiento”, señala Esther.
“Puede parecer una tontería, pero da no sé qué ver tanto árbol seco en un cementerio. Da la sensación como de abandono del cementerio, no sé si me explico”, completa nuestra lectora su denuncia.

“No sé exactamente qué son, pero son fosas de casi setenta centímetros de profundidad que no tienen uso alguno y que se reparten por toda la zona de esparcimiento canino que hay en el paseo, entre Ujo y Figaredo”. Así de directo comienza su denuncia José Luis.
“Antes no se veían, pero como rozaron hace unos días, han salido a la luz. He contado hasta cinco, repartidas por todo el área, algunas con maleza dentro. Ya os digo que tienen casi setenta centímetros para abajo y están sin cubrir, con el peligro que ello conlleva de que caiga un perro, un paseante o un ciclista dentro”.
José Luis cree que “si son cosas del alcantarillado, o sean lo que  sean, lo normal sería que estuvieran cubiertas con una rejilla o algo para evitar cualquier susto”.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Lo de esos pozos, creo que son desagües, o al menos lo parecen.