14/10/16

EL ESPACIO DEL LECTOR: Más calles con nombre y apellidos

Me alegra que finalmente Ángel García, nuestro Padre Ángel, vaya a ser reconocido como Hijo Predilecto de Mieres. Sinceramente, diré que no me lo esperaba. No me lo esperaba porque, aunque suene muy triste, este concejo no se ha caracterizado precisamente por reconocer a sus grandes figuras. No hay que olvidar que Vital Aza, por ejemplo, fue nombrado Hijo Adoptivo de Mieres cien años después de su muerte.
*Placa de una de esas calles con nombre de río.
Creo que el caso del Padre Ángel abre la puerta a que otros muchos grandes mierenses, muchos de los cuales han desfilado por ese maravilloso apartado de vuestro blog en el que repasáis las biografías y obras de grandes figuras nacidas o acogidas por este concejo, sean por fin reconocidos. No hace falta quizás que se les dé un título como el de Hijo Predilecto, pero sí, por qué no, apostar por sus nombres para rebautizar calles del concejo que hoy hacen referencia a cosas insulsas como las muchas calles dedicadas en Santa Marina a ríos asturianos, o aquellas que, por ejemplo, en El Patronato, están dedicadas a flores. Todas ellas, perfectamente podían llevar nombres como el de José Antonio Cardeñoso, Julio León Costales, Carmen Castañón... Personas y personajes que hicieron mucho por la cultura y la vida social del concejo, y cuya huella apenas fue reconocida en vida. Lo mismo podría decirse de los alcaldes de la democracia que ya no están con nosotros y de muchas otras personas ilustres de este concejo.
Es increíble cómo llevamos años dedicándonos a homenajear a José Andrés, Víctor Manuel, Juan Ramón Lucas y, ahora, Paula Echeverría. Personajes que han brillado, sí, pero que poco o nada han aportado a Mieres, más allá de mencionar el nombre del concejo en dos o tres entrevistas.
Apuntemos la senda que acabamos de abrir ahora con el Padre Ángel y su nombramiento como Hijo Predilecto para reconocer la labor de aquellos que han hecho algo grande, sea por Mieres o por la humanidad en general. Tanto aquellos que viven como aquellos a los que el reconocimiento no pudo llegarles en vida. Sería ahora un buen momento, sin duda alguna.
                                                                                                          Gema Martín Álvarez
                                                                                                                                 Mieres

RECEPCIÓN DE MATERIALES (textos, imágenes, vídeos…): elblogdelmierense@gmail.com

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues no se, yo nunca fui de poner nombres de personas a las calles, y si por mi fuera, todas tendrían nombres de ríos plantas montañas etc.

Anónimo dijo...

Hubo un personaje en Mieres muy popular del que se contaron mil anecdotas,todas ellas graciosas llamado CANALON ,nadie sabe nada de su historia?

Xurde dijo...

Lo de Canalón suéname d'oilo, pero nun sé si lu toi confundiendo con otru personaxe d'esos qu'abundaron n'esta villa. ¿Pue ser unu que andaba per aende contando y cantando chistes?

Anónimo dijo...

Cuéntase del tal Canalón que estando jodido de dinero mandó a la mujer al bar donde paraba habitualmente a pedir 500 pesetas porque él habia muerto; a la media hora aparece por el establecimiento para sorpresa del chigrero y este le pregunta: pero no habias muerto? y el contesta,si pero hasta mañana a las 5 que es el entierro ¿ Que voy a hacer en casa? Esta era una de las mil anécdotas del personaje. Pero habia muchas mas.

IRUN dijo...

No eres el único, anónimo primero. Yo también creo que las calles deberían llevar nombres "abstractos" y no de personas o personajes.

Topo dijo...

Ya que se habla de Carmen Castañón, hay planes de hacerle un homenaje -no el ayuntamiento, sino un colectivo de exalumnos junto a una asociación local- para finales de año o comienzos del que viene.

gema dijo...

Me alegra que se haga algo para homenajear a Carmen Castañón. Yo fui alumna suya hace más de treinta años y solo tengo palabras buenas. Una mujer que hizo del instituto un foco cultural impresionante que luego sus sucesores no supieron mantener.

Anónimo dijo...

Paula Echeverría es una cansina. Lo del galardón de este año fue penoso.