20/1/17

LA TRIBUNA DE MONTERDE: El caos llegó a Liberbank

Venían avisando y se veía venir desde hace tiempo… Quizás por ello no se ha producido el revuelo mediático que muchos esperábamos que se produjese, pese a los incontables perjuicios que ha traído tanto para clientes como para trabajadores. Hablo de la nueva política comercial de Liberbank.
Para quien aún no lo sepa, el grupo bancario propietario de la antigua Cajastur o Caja de Ahorros de Asturias, ha decidido remodelar todas sus oficinas, prescindiendo del servicio de caja en todas aquellas sucursales que no sean, por así decirlo, centrales o principales. En Mieres, dos: las de las calles Doctor Fleming y Carreño Miranda, esquina esta última con la calle Aller.
*Aviso sobre el servicio de caja en Santa Marina.
Dicho de otro modo, desde hace unos días solo la oficina central, la de la calle Manuel Llaneza, ofrece servicio de caja (lo que viene a ser ingresar y sacar dinero, a través de un mostrador, con una persona atendiendo, como se ha hecho toda la vida). En las otras dos sucursales tales operaciones han de realizarse a través de modernos cajeros recientemente instalados. Las oficinas se quedan casi sin personal, con un número reducido de empleados para atender cuestiones relativas a préstamos, hipotecas, comercialización de productos financieros (depósitos, por ejemplo) y todas esas operaciones en las que el banco saca una buena tajada, las que al banco le interesan. Qué conveniente, ¿no?
Volvamos al tema de las máquinas. En la oficina de la calle Doctor Fleming, en la que se ha colgado publicado el aviso que acompaña a este artículo, solo se pueden hacer ingresos a través de un cajero situado en la calle. “Yo tengo miedo cuando estoy ingresando la recaudación”, me comentaba el otro día una comerciante de esa misma calle. “Te atracan y te llevan el dinero, te hacen el día y, quitando de eso, que igual te hagan algo”, añadía. Las máquinas del interior solo sirven para sacar dinero. Algo parecido ocurre en la sucursal de la calle Carreño Miranda.
*Sucursal de Liberbank en Carreño Miranda.
Y mientras tanto, la central, la de la calle Manuel Llaneza, registra colas casi kilométricas de personas que acuden a hacer gestiones en el servicio de caja al modo tradicional, con su mostrador y su empleado bancario. Son, en su mayoría, pensionistas que desconocen cómo usar las nuevas máquinas. Protestan. Su banco, el de “toda la vida” no se ha acordado de ellos (y de muchas otras personas, algunas incluso jóvenes) que desconocen cómo usar esas máquinas.
No son los únicos que han salido perdiendo… Las máquinas se han cargado unos cuantos puestos de trabajo, en un grupo bancario en el que se ha hablado de EREs y despidos en varias ocasiones durante los últimos años. Hay que ahorrar costes, y aunque a priori las obras en las oficinas tengan costes importantes, a largo plazo compensa tener máquinas. Aparece, nuevamente, el espinoso tema de las máquinas y de la tecnología como forma de destruir empleo, bajo apariencias de eficacia y ahorro de costes.
Desconozco cómo está la situación en las oficinas que Liberbank tiene en Ujo, Figaredo y Turón y en otros concejos asturianos. En lo que a Mieres se refiere, así están las cosas...  

10 comentarios:

Anónimo dijo...

No hace falta ser mayor, esto se va al garete yo ya cerré mi cuenta. Para ahorrar costes, van a quedarse sin clientes. Los que no les guste el nuevo sistema ya saben lo que tienen que hacer, a la competencia! Ya valió de que nos chuleen.

Anónimo dijo...

Es una vergüenza. Aquí hay uno más que en cuanto pueda hará lo mismo, abrir cuenta en otro banco, traspaso de fondos y cancelar el contrato. Acordarse de que dejándola solo a cero, sin fondos, pueden seguir cobrando comisiones de mantenimiento y llegarnos un día a reclamarnos ciento y pico o doscientos euros en tal concepto. Hay que tener cuidado y hacer las cosas bien.

# dijo...

Ya no es el banco de toda la vida, la caja de ahorros asturiana. Es un banco más como Sabadell, BBVA o Santander. No les preocupa el cliente, les preocupa ganar y ganar, recortando y jodiendo a la gente. Al final lo mejor va a ser tener el dinero en casa, debajo de un colchón.

Anónimo dijo...

Tener el dinero en casa nos lo prohiben (muy simpatico) Liberbank pasa a ser un banco mas getionado por profesionales y para ganar dinero, hasta no hace mucho lo gestionaban los políticos y cada dia se empobrecía mas y los gestores se forraban.

Anónimo dijo...

Hasta no hace mucho las cajas las gestionaban los politicos a su antojo y acabaron hundiendolas,tuvo que venir el estado para inyectarles dinero (el nuestro,claro). Ahora hay que reflotarlas y para ello los propios trabajadores de esas entidades y los clientes, tenemos que poner el huevo . Con respecto a los comentarios de los anteriores anónimos...solo una reflexion : Cambiarás de banco pero no de ladrón. Un saludo: JEROMIN.

Xurde dijo...

Suscribo lo de les coles. L'otru día tuve pa pagar un recibu d'una comunidá casi treinta y cinco minutos en Manuel Llaneza. Los caxeros, petaos, porque solo funcionaben dos (taben poniendo otros dos) y la cola de caxa, brutal.

Anónimo dijo...

La culpa ye nuestra por mirar para otro lado mientras la saqueaban. Alguien se acuerda del Cristo entre tinistas y villistas por ver quien se quedaba el panchón? De los tinglados entre Tini y el grupo Mall? Pues eso, Tini en el Senado, Manuel Menéndez con sueldazu, Argüelles enchufado en el tribunal de cuentas y nosotros sin caja. La culpa? Nuestra, por mirar pa otro lado

Anónimo dijo...

De lo malo lo menos malo. En Oviedo se ventilaron oficinas en Pumarín y El Cristo, que yo sepa, obligando a los clientes a desplazarse a otras que están a un buen trecho de las cerradas. Aquí al menos Santa Marina y San Pedro siguen abiertas, aunque solo sirvan para teclear con los cajeros.

Anónimo dijo...

Yo hace muchos años (gracias a dios) cerré mi cuenta en esta entidad cuando me dieron unas condiciones para la hipoteca de risa. La abrí justo en su competencia que tiene a escasos metros, y hasta la fecha no he tenido el más mínimo problema con estos, y cualquier problema me lo solucionan al instante. Incluso me llaman cuando hay algo extraño en la cuenta... años sin comisiones en las transferencias nacionales, y mucho menos en tarjetas y libretas. No diré el nombre para evitar publicidad, pero todo lo contrario a la Caja de Ahorros de antes, y muchísimo menos al Liberbank de hoy en día.
La cuenta de la comunidad (precisamente del piso de la hipoteca) estaba con ellos, y en cuanto me tocó la presidencia lo cambié porque era un sangrado de comisiones con Liberbank. Todo el portal contentísimo con el cambio.
Son unos ladrones, con todas las letras... ojalá se vayan por donde han venido!

Felipe dijo...

Solo tenía con ellos una cuenta pa pagar gastos de una segunda vivienda. 18 euros de comisiones cada tres meses. Cogí y cerré. Que vayan a estafar a otros.