17/3/17

PEQUEÑAS SEMBLANZAS DE GRANDES MIERENSES: Fernando Rodríguez Saiz

Fernando Rodríguez Saiz vino al mundo el 12 de agosto de 1933 en Solvay, un poblado minero perteneciente a Lieres, Siero. Fue en Solvay donde transcurrió su infancia y primera juventud, marcadas por la estabilidad: su padre era secretario de la empresa minera que operaba en la zona.
Finalizada la primaria, se trasladó a Oviedo, siendo internado en el colegio de los Maristas. No destacó como buen estudiante, pero sí comenzó a interesarse por el dibujo y la pintura.
*
Tras tomar algunas clases de Comercio y hacer el servicio militar, se matriculó, en 1953, en la Escuela de Artes y Oficios de Oviedo, obteniendo, tres años después, la titulación de Artes y Oficios en la especialidad de Dibujo y Pintura y conociendo a artistas como Magín Berenguer, Borbolla o Manuel Segura. Tras un año trabajando en publicidad en Barcelona, volvía a Oviedo en 1956, ingresando en la Escuela de Bellas Artes. Poco después, su titulación en Arte y Oficios le permitió entrar a dar clases en institutos, empezando en 1958, en el instituto de Turón y pasando por varios institutos asturianos y de Mieres: pasó varios cursos en el Bernaldo de Quirós y se jubiló finalmente en el Sánchez Lastra, donde impartió clases hasta su jubilación.
En paralelo a su vida profesional, decidió desarrollar su pasión por el arte, realizando diversos estudios en las Escuelas de Madrid y Bilbao o en la Fundación Guache, de Barcelona.
Instalado desde los años 60 en Mieres, gracias a haberse casado con Mercedes Gutiérrez, profesora de Matemáticas durante muchos años en el Bernaldo de Quirós, el centro acoge en 1972 su primera exposición individual. A ella le seguiría una exposición en la Sala de Exposiciones de la Caja de Ahorros de Asturias, en Oviedo. Era el comienzo de una extensa trayectoria que devino en exposiciones individuales en salas de prestigio, como la Murillo de Oviedo; la Van Dyck de Gijón o el Paseo de Gracia, de Barcelona. Igualmente, participó en innumerables exposiciones colectivas tanto a nivel nacional como regional. Su obra aparece recogida y comentada en compendios como la Enciclopedia Asturiana o la Galería Breve de Pintores Asturianos, así como en diversas revistas especializadas.
Galardonado en 1997 con el premio Camín de Mieres por su trayectoria artística, se jubiló en el año 1998.
Desde entonces no dejó de pintar, ni de colaborar con distintos proyectos, como obras sociales desarrolladas por Cruz Roja en el concejo, en el que continúa residiendo, junto a su mujer, madre de sus dos hijas. 
*En la imagen, Rodríguez Saiz en una de sus últimas exposiciones, en el museo del IES Bernaldo de Quirós, en el año 2011. 

1 comentario:

Eva dijo...

Fue profesor mío en el S. Lastra. Gran profesor, gran persona colaborando siempre con cualquier actividad para la que se le requiriese y gran artista.