18/5/18

USTED DENUNCIA: Árboles que secan en las calles Guillermo Schultz y Jerónimo Ibrán / Maleza en la parte trasera del colegio de Rioturbio

Como en cada entrega, les ofrecemos dos nuevas denuncias de nuestros lectores.
¿Qué es lo que deben hacer para enviarnos sus denuncias y quejas, siempre que versen sobre asuntos relacionados con Mieres? Es muy sencillo: contactar con nosotros a través de un correo electrónico a elblogdelmierense@gmail.com, o mediante mensaje privado a través de Facebook o Twitter.
Pueden enviarnos escritos, vídeos, audios, imágenes, presentaciones en Power Point... Por nuestra parte, solo pedimos que se haga constar la palabra ‘denuncia’ en el asunto del mail o del mensaje de Facebook o Twitter y que se adjunte una pequeña explicación de lo que se nos muestra y se pretende denunciar.

“Desconozco si es por culpa de los hosteleros, de los clientes o algo inherente a los árboles, pero sería interesante que los responsables de Jardinería del Ayuntamiento o algún laboratorio realizase un estudio sobre por qué en las calles Guillermo Schultz y Jerónimo Ibrán han secado muchos árboles”. Así comienza su denuncia Sergio. 

“Es algo en lo que me llevo fijando desde hace mucho tiempo. Lo curioso es que algunos de los árboles que ahora están secos fueron puestos para reemplazar a otros que habían secado en los mismos lugares, lo que da un poco que pensar”.  Nuestro lector cree que “se debería investigar si es algo natural o provocado por personas a las que les estorben los árboles, lo cual no sería de extrañar ya que son calles pobladas de terrazas y las ramas pueden molestar para abrir y cerrar los toldos o el propio árbol para andar yendo y viniendo. Es solo una hipótesis para explicar algo que insisto que es muy raro, que no quiero tampoco echar culpas a nadie”, apunta nuestro lector.

“Quiero denunciar cómo está después de todo lo que ha llovido la calle de detrás del colegio de Rioturbio, un trozo de paseo que mucha gente usa para sentarse aprovechando el sol y los bancos que hay por allí, en los que dentro de poco será imposible sentarse”. De esta forma comienza la segunda de las denuncias de esta entrega, que nos envía Mariluz.
Un banco rodeado de ortigas
“Las ortigas están a punto de devorar a los bancos y últimamente es mucha menos la gente que se sienta por allí ya que las ortigas han salido por debajo de algunos bancos, con lo que llegar hasta ellos comienza a ser complicado”. “Hay gente a la que le gusta la acupuntura y quizás la ortigopuntura no esté mal, pero no apetece probarla. A ver si nos lo rozan pronto”, comenta, con cierta ironía, Mariluz.  


2 comentarios:

Anónimo dijo...

No se el caso concreto de esos árboles, hace tiempo que no paso por allí. Pero la mayoría de los árboles secos de las calles de mieres se debe a que a algún iluminado se le ocurrió echar (cemento?, hormigón?) tapando el hueco de tierra que rodea al árbol, que al ir creciendo a lo ancho se va estrangulando la base y termina por secarse y morir. Los únicos que se están salvando son los que ya llevan muchos años que tienen la fuerza necesaria para empujar ese asfalto (por llamarlo de alguna manera).

Anónimo dijo...

En Guillermo Schultz tienen ese sistema que comenta el anónimo anterior pero antes de ese y hasta que la calle se saturase de terrazas había jardineras con carrascos y otros árboles y plantas que fueron secando. De hecho en una de las imágenes que os he enviado se ve una llena de tierra y sin planta.
Si el cemento ese que echan es el responsable no entiendo por qué no buscan otras alternativas para cubrir los huecos y evitar que el árbol sece a causa del cemento.
Un saludo.
Sergio