REPORTAJE: En busca de obra nueva

El estallido de la burbuja inmobiliaria provocó que en Mieres quedasen un buen número de solares preparados para construir y sin que nada se edificase sobre ellos. El derribo de inmuebles en estado de ruina provocó que ese número de solares sin uso aumentase en los últimos años. Solares que esperan, por ahora sin suerte, a que alguien decida invertir en ellos.
Conocemos en este reportaje algunos de esos solares y las circunstancias que los rodean.

I. Calle Fray Paulino Álvarez, 17-23 (Mieres)
Una agencia inmobiliaria alicantina vende este solar, tras varios años en la cartera de un conocido banco. El derribo de varias de las antiguas viviendas entre los años 2006 y 2011 dio como resultado esta parcela de 735 metros cuadrados. Una conocida constructora proyectaba levantar varios bloques de viviendas, siguiendo la estela de lo que en años anteriores se había hecho en el cercano barrio de Bazuelo. Sin embargo, nada salió como estaba previsto: un banco se hizo con el solar tras embargarlo a la constructora, que como otras muchas, vio afectada su actividad por la crisis.

La agencia inmobiliaria que vende hoy en día este solar pide por él 450.000 euros, a 612 euros el metro cuadrado.

II. Calle Oñón (Mieres)
Sogepsa, la Sociedad Mixta de Gestión y Promoción del Suelo, empresa participada en el 58 % de sus acciones por el Principado y algunos Ayuntamientos. Sogepsa cuenta en la actualidad con tres parcelas en Oñón a las que está tratando de dar salida. Tres parcelas situadas todas ellas al lado del polideportivo del barrio. En total, 943 metros cuadrados en los que podrían construirse entre 27 y 52 viviendas por parcela, en función de si los interesados en el suelo deciden construir o no otros equipamientos, como la superficie comercial de mediano tamaño que Sogepsa sí contempla en sus recreaciones.

Dadas las características de la empresa que vende, no se puede hablar de un precio cerrado, al requerir del correspondiente proceso administrativo. La base de licitación del lote de las tres parcelas es de 455.000 euros, a 483 euros el metro cuadrado.

III. Calle Oñón, 106 (Mieres)
Para edificar. Con ese fin vende un particular una parcela situada en la misma calle que las que tiene Sogepsa. El solar, sobre el que aún se encuentran los muros de una antigua vivienda, tiene una superficie de 108 metros cuadrados.

En el anuncio, la persona interesada en venderlo señala la posibilidad de edificar hasta cuatro viviendas, más un bajo cubierta y dos sótanos. El precio es de 40.000 euros, a 370 euros el metro cuadrado.

IV. Calle La Estación, 10 (Figaredo)
Un particular vende este solar, en el que hace una década una constructora proyectó levantar once viviendas a partir de un antiguo edificio de cuatro plantas cuya fachada se derrumbó en 2014, obligando a derribar todo el inmueble.

El terreno tiene una superficie de 300 metros cuadrados y su propietario mantiene ese proyecto de construcción de once viviendas diseñado antes de que el edificio que lo ocupaba fuese derribado. El precio del solar es de 49.500 euros, a 165 euros el metro cuadrado.

V. Calle Las Vegas, 11 (Figaredo)
El mal estado de la vivienda que ocupaba esta parcela forzó su derribo hace un par de años. Desde entonces este solar, perteneciente a una agencia inmobiliaria con sede en Madrid, se halla esperando inversor.

La edificación de viviendas parece ser la única salida de este solar, que cuenta con 107 metros cuadrados y que tiene un precio de venta de 24.011 euros, a 224 euros el metro cuadrado.

Concluimos aquí este reportaje, en el que a través de varios casos hemos querido conocer algunos datos en torno a algunos de los solares que se encuentran a la venta en el concejo. Hemos dado cifras y comentado algunos de los fines que propietarios y agencias inmobiliarias tienen para terrenos que esperan ser edificados con vivienda de obra nueva, un sector que, tras la crisis, apenas ha levantado cabeza en el concejo.

Comentarios

  1. Interesante reportaje. Yo llegué a Mieres hace doce años y parecen pocos, pero los suficientes para ver que en el plano de obras no se ha hecho NADA que no haya estado subvencionado en todo o en parte con fondos públicos -léase Mayacina y demás viviendas vendidas luego a precios de oro-. Entiendo que construir desde cero es caro y que hay que estar un poco loco para invertir en un concejo que pierde población año a año, pero hay compradores. Si os fijáis en los edificios de La Villa o en los de la calle Oñón en el tramo de Numa Guilhou a La Peña, todos ellos hechos entre el 2000 y el 2010, encontraréis todo lo más uno o dos pisos en venta. Igual es el modelo a seguir: bloques de seis u ocho viviendas, más baratas por estar ligeramente alejadas del centro, pero interesantes para familias jóvenes que llegan, como fue mi caso. La época de bloques grandes y urbanizaciones al estilo La Llosa o El Polear pasó.

    ResponderEliminar
  2. Coincido en lo interesante del reportaje, la verdad es que la actividad constructora en el concejo esta muerta, a pesar de que en otros esta levantando cabeza, incluco en zonas peores que Mieres, y es una pena porque a pesar de que perdemos poblafión tambien es cierto que nuestro concejo tiene de todo, colegios de gran calidad, institutos, universidad, buenas comunicaciones, 20 min, a Uviéu y 30 a Xixón y creo que en algunos de esos solares tipo los que hay por la zona de Oñon o Barredo podria levantarse vivienda economica, asequible para jovenes y que no tubieran que pagar las millonadas que pagan en otros sitios, ademas aunque sean solares pequeños todo suma, un ejemplo es la Villa poco a poco se fueron haciendo edificios y ahora años mas tarde se fueron poniendo algunos negocios, como digo todo suma para generar actividad economica, y aunque parezca poco atraer a 60 familias por decir algo es algo importantisimo para Mieres. Tambien decir que prefiero esos solares a las viviendas cayendo que eran un nido de ratas y yonkis que habia antes por Barreo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

NOTA: Se recuerda a los lectores la necesidad de comentar de forma educada y respetuosa.
Mantengamos esta web como un sitio donde las opiniones se expresen con educación y las buenas formas.
eQuipo de EL BLOG DEL MIERENSE