M19: El organigrama del poder

Ganar las elecciones con 15 concejales obliga, entre otras cosas, a organizar un amplio abanico de concejalías, ya que todos los ediles electos deben estar al frente de algo. También obliga a buscar nuevos espacios para que esos ediles desempeñen su labor. Despachos, a veces compartidos, que se encuentran en el Ayuntamiento, en la Casa de Cultura o en Servicios Sociales, entre otras dependencias municipales. Queda por ver –se sabrá en unos días– si a más concejales, más gasto en liberaciones. Es muy posible.
Antes del Pleno de investidura del 15 de junio IU dio a conocer cómo será, organizativamente hablando, su segundo Gobierno con mayoría absoluta. Repiten un esquema muy interesante, para mí muy acertado, que pasa por establecer cinco grandes áreas, una más que en el anterior mandato:
Hacienda y Economía, con Manuel Ángel Álvarez al frente.
Derechos Sociales, con María Teresa Iglesias como responsable.
Desarrollo Urbano Sostenible, liderada por Delia Campomanes.
Servicios a la Ciudadanía, presidida por Juan Ponte.
Recursos Humanos y Empleo, encabezada por Francisco García.
De esta forma, Manuel Ángel Álvarez, María Teresa Iglesias y Delia Campomanes mantienen las áreas que tenían en la pasada legislatura; Juan Ponte asume Servicios a la Ciudadanía, en manos de Faustino Zapico en la legislatura 2015-2019, y, Francisco García llega al Gobierno con un área nueva, antes integrada en la de Economía. Llama la atención la nomenclatura de esta nueva área, con “recursos humanos” desplazando a la palabra que siempre se ha usado para referir a lo mismo: “personal”.


En cada una de estas áreas se enmarcan distintas concejalías. ¿Son concejalías de primera y de segunda, como leía en un comentario en un periódico digital que daba la noticia? No lo veo así. Simplemente es una forma de organización.
De Hacienda y Economía dependerán Hostelería, Comercio, Mercados y Fiestas, en manos de Beatriz Flórez, que cambia de área, tras ser edil de Personas Mayores y Consumo la pasada legislatura. A su lado estará Itziar Vicente, que afronta su segunda legislatura con Consumo, tras haber sido concejala de Salud, Infancia y Juventud en la que acaba. No entiendo muy bien estos cambios. Beatriz y especialmente Itziar llevaron a cabo un muy buen trabajo en sus respectivas áreas la pasada legislatura que ameritaba su continuación al frente de esas áreas.

Dentro de Derechos Sociales, la propia María Teresa Iglesias repetirá como edil de Bienestar Social, Salud, Vivienda y Cooperación Internacional. De ella dependerán dos incorporaciones: Vanesa García, con Infancia, Juventud y Mayores (áreas repartidas en la legislatura anterior entre Beatriz Flórez e Itziar Vicente), y Nuria Ordóñez, con Igualdad y Feminismo. “Feminismo” es una de las nuevas palabras que aparecen en los nombres de las concejalías.

Delia Campomanes encabezará el área de Desarrollo Urbano Sostenible como edil de Urbanismo, Obras y Transporte. Dos concejales la acompañarán. Uno es Luis Ángel Vázquez, con Medio Rural, Mantenimientos y Servicios. Todo apunta a que por “Mantenimientos y Servicios” se entiende “Limpieza”, lo que antes llevaba Jesús Vila junto a Medio Rural y Obras. El otro es Sergio Gutiérrez, con Memoria Histórica (ya no “Memoria Democrática”, como en la anterior legislatura) y Medio Ambiente, un área de nueva creación, que no existía como tal en la legislatura 2015-2019.

Juan Ponte, dentro del área de Servicios a la Ciudadanía, se mantendrá como concejal de Cultura y Participación Ciudadana. Saúl Martín repetirá junto a él como edil de Deportes y suma también Empleo y Ana Belén Alonso llega con Educación y Normalización Lingüística, áreas (la última con el nombre de “Política Lingüística”) que en la pasada legislatura estuvieron en manos de Faustino Zapico.

Finalmente, Francisco García liderará el área de Recursos Humanos y Empleo, como edil de Recursos Humanos. De él dependerán el ya mencionado Saúl Martín, con Empleo, y Marcelino Estrada, con una nueva concejalía: Protección Civil, quizás la antigua Seguridad Pública que llevaba Miguel Faustino Martínez. 
-
Repasando lo escrito, me mantengo en que este sistema de cinco grandes áreas es un buen sistema, aun cuando haya ediles con materias que pertenecen a distintas áreas, algo que quizás tendrían que haber pulido. 
Dentro de las concejalías, echo en falta una dedicada en todo o en parte al Bienestar Animal, que sí hay o habrá en ayuntamientos tan cercanos como el de Langreo. En las informaciones publicadas en prensa, a partir de las que he escrito este artículo, no aparece mención ninguna a Turismo. Espero que no desaparezca como tal. Muchos consistorios están añadiendo también a la concejalía de Hacienda coletillas del tipo de “y Control de Compras y Contrataciones”. No hubiera estado mal hacerlo en Mieres.
Termino con un último consejo para los 15: trabajen por Mieres y sus vecinos. No olviden nunca que gracias a ellos ocupan los cargos que ocupan.
-
Con esta entrega llega a su fin M19, una sección de autor concebida para analizar todo lo que se ha dado en torno a las elecciones municipales del 26 de mayo. Gracias a los lectores de esta gran web que es EL BLOG DEL MIERENSE por la magnífica acogida de mi sección y a los administradores de la página por haber pensado en mí para hacerla. Tenía experiencia política en el Consistorio, pero era un novato en esto de escribir para un público. Si a los concejales los valoran los vecinos, a los articulistas nos deben valorar los lectores. Espero que nadie me suspenda.
En mi primera colaboración, publicada en septiembre, prometí desvelar el por qué del seudónimo que elegí para firmar mis artículos y que es un tanto curioso. Todo se remonta a los años 60, cuando llegó a Turón un circo. Una de sus principales atracciones era Elcaraba: “Pasen y vean a Elcaraba, un monstruo de la naturaleza” rezaba un pizarrón situado junto a una carpa. Había que pagar por entrar, y eso fue lo que hicimos un grupo de críos de unos diez o doce años. Nuestra sorpresa fue mayúscula: Elcaraba era un burro viejo que apenas se tenía en pie tras no sé cuantos años en el circo. Era el que araba, Elcaraba, porque antes de tener el circo sus dueños lo habían usado para las faenas de la tierra. Aquel burro tenía un pasado arando la tierra; yo, sirviendo en la política municipal. Me apropié de su nombre en la búsqueda de un seudónimo que me exigieron los responsables de la web en aras de no desvelar mi identidad y que mis artículos se viesen lo más neutrales, política e ideológicamente hablando, una filosofía que impregna todo lo que se publica en esta web.
Con esta anécdota me despido. Gracias por todo. Ha sido un placer.
–ELCARABA–

Comentarios

  1. No entiendo los cambios de nombres de las áreas. Personal es mucho más sencillo y directo que Recursos Humanos. Igual que Seguridad Pública que Protección Civil, que da a entender que se ocupa solo de ese cuerpo de voluntarios. Lo mismo con lo de Mantenimientos y Servicios o Memoria Histórica.
    Se nota que han sacado concejalías hasta de debajo de las piedras para mantener ocupados a los catorce que acompañan a Aníbal.

    ResponderEliminar
  2. Parece ser que entre este plantel hay algún que otro militante socialista que cambió de camiseta por lo que me comentaba hace unos días un miembro de la ejecutiva del PSOE mierense actual. Sin conocer la versión de la otra parte no diré lo que me dijo, pero estos movimientos no dan buena imagen ni de un partido ni del otro y tampoco la dan de quienes pretenden dedicarse o se dedican a la política municipal.

    ResponderEliminar
  3. En el actual gobierno no hay ningún sociata. Si lo decís por un mozu, hay que decir que forma parte de IU fae 6 años y se borró del SOE bastante antes. Así que dejemos de difamar y contar mentires. Que algunos les va mucho el mentir como en los pasquines. En el SOE tais rabiaos porque nun sacasteis ni pa pipes.

    ResponderEliminar
  4. Agradezco la explicación y aclaro que no pertenezco ni al PSOE ni a ningún partido político. Simplemente hice un comentario sobre algo que a mí me habían comentado y creo que lo hice con la cautela suficiente de quien escucha algo solo por parte de una de las partes implicadas, sin señalar a nadie. Simplemente el otro día y hablando de algo del ayuntamiento mientras unos cuantos tomabamos un café uno de ellos, miembro de la directiva del PSOE, hizo ese comentario que por lo que yo entendí iba por más de una persona. En cualquier caso entiendo que si hubo militancia en el PSOE de algún miembro del gobierno actual quien lo contó ni mentía ni difamaba.
    Insisto en mi opinión personal. Estos movimientos de PSOE a IU o de Podemos a Imagina Mieres o de Foro a Vox que vimos con las elecciones no dan buena imagen de partidos ni de políticos.

    ResponderEliminar
  5. No ye lo mismo decir hay un "militante socialista" que decir " había un militante socialista". Hay que explicase mejor. Eso ye mentir y difamar.

    ResponderEliminar
  6. Tienes razón en parte anónimo. Si lees mi primer comentario creo que se entiende que esas personas ya no son militantes socialistas. Creo que el añadido "cambió de camiseta" aunque sea en sentido figurado lo deja claro.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

NOTA: Se recuerda a los lectores la necesidad de comentar de forma educada y respetuosa.
Mantengamos esta web como un sitio donde las opiniones se expresen con educación y las buenas formas.
eQuipo de EL BLOG DEL MIERENSE