ESTÁ PASANDO EN MIERES: Los últimos detalles del aparcamiento del Sinagua, desbroces y más

Continuamos nuestro recorrido por el concejo para poner el foco en pequeños hechos noticiosos que no se han convertido en noticia y que por lo tanto no han aparecido en prensa o no se les ha dedicado la suficiente atención.  

Los accesos al nuevo aparcamiento de la calle Manuel Llaneza recibieron a comienzos de mes los últimos retoques, como la señalización horizontal que avisa de la posible salida de peatones de un edificio cuyo portal se encuentra junto a la calzada que une las calles Manuel Llaneza y Leopoldo Alas. La crisis sanitaria retrasó la puesta en marcha de este aparcamiento de 49 plazas, en cuya construcción se invirtieron 94.445,69 euros –un 80% de esa cantidad procede del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y el 20% restante es aportado por el Consistorio–.
 

Pintura es lo que también ha recibido la parte trasera del estadio Hermanos Antuña, en el marco de las obras de reforma de las instalaciones del mencionado campo de fútbol. El color ha transformado así unos muros que dan a una calle repleta de baches y cuyo arreglo es, desde hace años, una de las reivindicaciones de aficionados y directivos del Caudal.

Si en la última entrega les mostrábamos los trabajos de desbroce de la Plaza de la Libertad, en esta seguimos con otra siega, la del paseo entre Mieres y El Carbayón, acometida por operarios municipales en los últimos días, para garantizar que se pueda mantener en la senda la distancia social exigida entre quienes hagan uso de ella. Un particular autorizado por el Consistorio ha hecho lo mismo con las praderas y zonas verdes más próximas al paseo fluvial entre Mieres y Figaredo. También se han desbrozado espacios como el área de esparcimiento canino de La Villa o las zonas verdes de La Peña.
 
 

El intenso tránsito de personas por los paseos del concejo ha ocasionado también futuras obras, como la que se deberá llevar a cabo en este puente del paseo del río San Juan, en el que dos de las tablas del suelo se rompieron. 
 

Terminamos con otro cordón policial, el que desde hace unos días evita el paso por las inmediaciones del número 168 del barrio de La Villa, tras los desprendimientos que recientemente ha sufrido una vivienda abandonada. 

 

Comentarios

  1. Eses cases de La Villa un peligru, y mas en esi barriu, culaquier finde se nos mata un borrachín per ahi, a ver si les derriben.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

NOTA: Se recuerda a los lectores la necesidad de comentar de forma educada y respetuosa.
Mantengamos esta web como un sitio donde las opiniones se expresen con educación y las buenas formas.
eQuipo de EL BLOG DEL MIERENSE