17/4/15

ENTREVISTA: Juan Carlos García, presidente de la Asociación 'Amigos de la Camelia del Valle de Turón'

Turón es territorio de minas, de industria, y, desde hace más de una década, de camelias. Y es que, desde 2004 la Asociación ‘Amigos de la Camelia del Valle de Turón’ se encarga de llevar el nombre de Turón por toda España, asociado a este arbusto.
De la asociación, de las camelias y de su potencial como atractivo natural-turístico charlamos esta semana con Juan Carlos García, presidente de los ‘Amigos de la Camelia del Valle de Turón’.

“De la camelia, como del cerdo, se aprovecha todo”

-Empecemos hablando de ustedes… La primera pregunta es obligatoria, ¿cómo y cuándo surge el colectivo ‘Amigos de la Camelia del Valle de Turón’?
Amigos de la Camelia comienza su andadura como Asociación el año 2004. Surge con el fin de demostrar, con sus actividades que Turón podía tener futuro más allá de la reconversión minera e incluso podría servir  de eje a la integración  del Valle en el contexto de espacio natural protegido.

-¿De qué forma?
En principio creando un Jardín Temático que se incluyera en los itinerarios  de tour operadores europeos  a visitar jardines referentes; como ya funciona desde hace dos años en Galicia.
El siguiente paso sería la  recuperación medioambiental de las zonas degradadas con plantaciones de camelia y su posterior aprovechamiento  turístico e industrial.

-¿Industrial? ¿Se aprovechan para algo sus flores, hojas…, más allá de cuestiones ornamentales?
De la camelia, como del cerdo, se aprovecha todo. Dependiendo de la especie claro está.
*Varias variedades en la exposición del pasado marzo.
De las flores se obtienen perfumes exóticos; de las semillas, el aceite más fiable del mundo; de las hojas, el mejor té del mercado; de la madera... En fin no sigo para no alargarme más.
Ahora y pensando en los cerezos del Valle del Jerte que duran 15 días en floración y generan tal despliegue turístico, imagina una floración de camelias oleíferas durante 3 meses, de octubre a diciembre, tiñendo todo el valle de Turón de blanco y posteriormente  recoger sus semillas para obtener aceite (valor actual de mercado en Europa: 11 €/l).

-¿Con cuántos, ‘amigos’, haciendo honor a su nombre, cuenta en estos momentos la asociación?
En la actualidad somos 586 socios.

-El pasado 28 y 29 de marzo se organizó la XI Exposición Nacional de Camelias del Valle de Turón, ¿cuántas flores y de qué variedades se pudieron contemplar en la muestra?
Es una pregunta casi imposible de contestar. Piensa que las mesas de exposición abarcaban una superficie de 92 m2  y cada uno de los 52 expositores traían lo mejor de sus colecciones en ese momento.

-Después de once años organizándola, ¿qué balance se hace, a nivel de visitas, colaboradores...?
A nivel de visitas pensé que habíamos tocado techo con 4.500 visitantes en el fin de semana pero este año el buen tiempo y una mejor cobertura informativa ha incrementado el número de visitantes.
En cuanto a la colaboración hay claro oscuros. Desde luego el pequeño equipo que fui consiguiendo reunir estos años es imprescindible para hacer que todo funcione correctamente.  

-¿Qué apoyo ofrecen las administraciones a un certamen como este y al proyecto surgido en su entorno?
Salvo el Ayuntamiento que pone voluntad, el resto ni siquiera eso.
*Vista de la exposición de hace unas semanas.
El Principado ignoró a lo largo de estos años peticiones, no solo de nuestra asociación para sentarse a hablar sobre el proyecto,  sino de miembros gallegos de la S.E.C (Sociedad Española de la Camelia) a los que yo previamente había convencido de la importancia de poner en valor su  importante patrimonio centenario en camelias, (normalmente lo que se tiene delante de la nariz nunca se aprecia porque se ve como algo cotidiano).  En estos escritos avalaban nuestro proyecto y ponían como ejemplo los logros que se estaban desarrollando en la comunidad vecina. Nunca tuvieron respuesta.

-Hablemos ahora de las protagonistas de la exposición: las camelias. ¿De dónde son originarias?
Son oriundas principalmente de Asia sudoriental, China y Japón. Depende de las especies; por ejemplo las amarillas, casi todas proceden de Vietnam y la japónicas, a pesar de su nombre, son naturales de China.

-¿Cuántas variedades se cree que hay en la actualidad? ¿Hay camelias de cualquier color?
Las camelias se dividen en especies. La I.C.S. (International Camellia Society) tiene 250 especies registradas.
A su vez cada especie se subdivide en variedades. Hay unas 30.000 variedades reconocidas y cada año se consiguen nuevos híbridos.
El color puede ir del blanco luminoso al rojo intenso pasando por todas las tonalidades intermedias e igualmente combinaciones de estos colores a través de listas, motas y variegaciones. También pueden ser cárneas, amarillas o moradas.

*Juan Carlos, plantando una camelia en el B. de Gijón.
-¿Qué cuidados exige una camelia (riego, podas, heladas…)? ¿De qué forma se reproducen (esquejes, injertos, semillas…)?
La camelia necesita un suelo ligeramente acido y una humedad relativamente alta. Algo de lo que disponemos idóneamente en Asturias.
Le gusta tener el pie siempre húmedo pero nunca encharcado.
Se puede podar en cualquier época del año para darle forma pero el mejor momento es en primavera, después que pierda las flores y antes que empiece a crecer, para no perder los capullos que se puedan estar formando.
Las heladas solo afectan a las flores, raramente a la planta y prefiere mas el frio que el sol ardiente del mediodía.
Se puede reproducir como cualquier otra planta con la salvedad que de hacerlo por esquejes, tardan de 4 a 8 meses en arraigar, dependiendo de la especie y variedad. La forma más rápida es por acodo aéreo.

-¿Suelen ser objetivo de alguna plaga o ‘bicho’?
Es una planta muy dura y resistente.  En primavera, con la llegada del calor, puede verse atacada por pulgón en sus brotes tiernos. Estos desaparecen solos, una vez que los brotes se vayan lignificando.
En caso de estar mal nutrida puede ser acometida por la cochinilla algodonosa.

-¿Hasta qué altura pueden llegar a crecer?
Hay variedades casi rastreras y otras pueden llegar a los 15 metros. Como orientación, a la hora de comprar, debemos fijarnos en la especie; la camelia sasanqua es un arbusto de 2/2,5 m y la camelia reticulata puede llegar a la altura de un nogal.

*Una camelia, en el Bº. S. Francisco (Turón).
-¿Hay algún parque o jardín dedicado a ellas en Asturias o en cualquier zona de España que nos recomiende visitar?
En Asturias tenemos 5 jardines de enorme valor patrimonial. El problema es que no están reconocidos como Bien Natural  y en 3 de los casos no se admiten visitas.
Nombrados de oriente a occidente son: Jardín de los Marqueses de Vega de Sella, Jardín de los Marqueses de Revillagigedo, en Gijón; Jardín de los Marqueses de Valdesot:; Jardín de la Fundación Selgas Fagalde y Jardín de la Fonte Baxa en Luarca. Estos dos últimos son visitables, concertando día.
En Galicia existen 12 jardines integrados en tour operadores europeos de visita a jardines  ornamentales. Dos de ellos tienen la denominación de Jardines de Excelencia Internacional

-Y ya que hablamos de parques, IU y PP recogían en sus programas electorales de 2011 realizar en Turón algo así como un jardín temático de la camelia, ¿en qué quedó tal propuesta? ¿Ha vuelto a saberse algo? ¿Les gustaría que se concretase?
Pues poca cosa te puedo decir. Solo que, en 2010,  el Ayuntamiento se gastó 21.500 € en el proyecto de arquitecto,  que había una partida de 300.000 € en fondos mineros para ultimar el plan y que me llamaron del Principado para saber si esa partida se adscribía  a turismo o medioambiente. A partir de ahí silencio administrativo. 

-Terminamos como empezamos, con otra pregunta obligatoria, ¿cuántas camelias tiene usted en casa?
Si te refieres a variedades diferentes con identificación, entre 500 y 600.

4 comentarios:

Xurde dijo...

Muy bona entrevista. Da gusto lleer una entrevista viendo que'l entrevistau sabe y disfruta aquello de lo que fala.
Muy interesante lo del xardín a facer con fondos mineros. ¿Onde diríen, a qué bolsu, los 21.500 del proyectu del arquitectu?

Anónimo dijo...

Yo conozco el Jardín de la Fonte Baxa en Luarca y es sencillamente espectacular.

Felipe dijo...

No conocía el certamen. Fui este año por primera vez y me sorprendió la de variedades que hay. La pena es tener que mostrarlas en un local como el del hogar del jubilado, pequeño para mi gusto, más con la de gente que había.
Eso sí, lo dicho, la exposición preciosa.

Anónimo dijo...

En las próximas jornadas gastronómicas de la Camelia deberían incluir un plato con Camelia.
Enhorabuena a esta gente por esta afición tan guapa que tienen.