11/9/15

LA TRIBUNA DE MONTERDE: Verano sin nada

Durante el verano, principalmente julio y agosto, las grandes y medianas ciudades tratan por cualquier medio de tener “entretenidos” a los que se quedan sin vacaciones, a la par que intentan atraer turismo por medio de diversas actividades culturales y lúdicas.
Ahí está Gijón, con su Semana Negra, su Feria Internacional de Muestras, el Festival Aéreo, varios mercadillos y festivales… Lo mismo podría predicarse de Oviedo o de Avilés, y en menor medida, de otros muchos concejos asturianos.
En el caso de Mieres, el verano ha estado de lo más entretenido y cargado de actividades: conciertos de distintos géneros musicales durante dos días a la semana en el parque; obras de teatro en la Casa de Cultura y en el Ateneo; tres mercadillos (premedieval, medieval y renacentista); rutas senderistas de tipo cultural organizadas por diversos entornos naturales del concejo… Hemos tenido de todo.
*La C. de Cultura redujo horario de apertura en el verano.
Venga, ahora en serio. Creo que eso de que “Mieres está muerto en verano” se cumplió con creces en este 2015. Estuve en Mieres durante todo julio y la primera quincena de agosto, pero puedo decir que no ha habido verano más insulso, en lo que a ocio y actividades como las que comentaba antes, se refiere.
Vale, que mucha gente se va. Pero muchos otros se quedan. Y ya que se quedan, deberían ofrecérseles cosas como las que mencionaba antes. Hemos tenido un verano con mucho sol, que se podía haber aprovechado para montar, qué se yo, un mercadillo en el parque Jovellanos. Podrían haberse organizado torneos deportivos, conciertos, teatro en la calle… Pues nada de nada. Y me queda por comentar otro detalle: la Casa de Cultura, al igual que el Ateneo de Turón, cerrados por la tarde, un año más, durante todo julio y agosto. Se agradece que, de lo malo, no cerraran la piscina de Vega de Arriba o el Polideportivo de Oñón por la tarde. Porque ya puestos…
No es que haya habido poco… ¡Es que no ha habido nada! Tal parece que la concejalía de Cultura hubiera estado cerrada también por vacaciones. Solo se organizó, y me parece genial, un campamento urbano para críos. Nada más.
¿Dónde quedaron los Conciertos del Valle? ¿Qué fue de las rutas para patear todo el concejo (que no el casco urbano) que años atrás se organizaron? ¿Por qué no se siguió, después de recuperar dos socavones cercanos, con el tema de las visitas guiadas por las instalaciones mineras del valle de Turón? ¿Por qué, en definitiva, no se pensó en dotar de algún contenido cultural o lúdico a estos meses de verano?
El que ha querido entretenerse, culturalmente hablando, en el Mieres veraniego lo ha tenido difícil. Más allá del mercado dominical y las vinotecas, no ha habido mucho más. Más que ciudad dormitorio, Mieres pareció este verano una ciudad tanatorio. 

7 comentarios:

Xurde dijo...

Yo tuve que quedame tol branu equí en Mieres (agora pillaré les ansiaes vacaciones). El horariu de la Casa de Cultura yera tremendu. Yo soy de dir de vez en cuando a la biblioteca a sacar algún llibru pa entreteme, y esti branu nun pude, porque trabayé per la mañana y cuando llegaba a Mieres llevaba hores cerrá.
Igual pal 2016 taba bien que ficieran un o dos mercadillos o feries de distintos temas per les cais del conceyu, tan siquiera pa animar algo esto.

Anónimo dijo...

Y ni en las vinotecas. Por lo menos, en la que paro yo este verano había muchísima menos gente que otras veces.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo y añado una cosa más.
Entre lo único cultural que se programó este verano estaba la proyección del documental "Poca Ropa", de Capellín Corrada. Como la Casa de Cultura tenía horario de 9:00 a 14:00 y no era plan proyectarlo muy temprano, se optó por hacerlo a las 12:00, y en tres sesiones. Manda narices.

Felipe dijo...

Se ha visto mucho pasotismo en este tema durante este verano. Me gustan los eventos que cita Monterde que organizan en otras ciudades. ¿Por qué Mieres no puede organizar cosas para julio y agosto, tanto para los que estamos como para los que pudieran venir? Por probar un año no se perdía nada.
Debe ser que les cansa hacer el programa de San Xuan, con la organización que implica, que luego en julio y agosto no hacen ni programan nada.

Eva dijo...

Hemos perdido cultura a rabiar desde que empezó la crisis. Ya no es solo el verano. Es todo el año. Adiós al centro de exposiciones de Cajastur, al centro de arte Casa Duró, a los Tribunales Populares, a Cortomieres, al Certamen de Fotoperiodismo, ciclos de cine como el que organizaba la Asociación Parpayuela, ciclos de Teatro...
Muchas veces, por falta de perras. Otras muchas, de público.

Noelk dijo...

en julio y verano los burgomaestres municipales se van de vacaciones...

Anónimo dijo...

Y lo peor ye que esto se mantiene to el añu, porque toná y teatru costumbrista y na más. Nun hay na mas. Antes habia exposiciones, teatro mas variado, cine... Y hasta opera y agora... Desierto cultural, ni dentro ni fuera con poca actividad...