9/10/15

ACTUALIDAD DE LA SEMANA

El Ayuntamiento, Hunosa, el Incuna y el SOMA proponen diversos usos para el recién restaurado pozo Santa Bárbara
Manuel Ángel Álvarez, Vicealcalde, declaraba hace unos días respecto del pozo Santa Bárbara que "no queremos que el pozo se dedique a un uso estrictamente turístico". La propuesta del Gobierno local pasa por destinar sólo una parte del pozo a las visitas y dejar algunos espacios libres para promover el asentamiento de "emprendedores del concejo".
Es una idea que los responsables de Incuna (Asociación de Patrimonio de Industria, Cultura y Naturaleza) ven con buenos ojos. El presidente de la asociación, Miguel Ángel Álvarez, destacó que "la reutilización de las instalaciones para fines industriales es una forma de garantizar el mantenimiento del patrimonio".
*Entrada al pozo, tras la rehabilitación.
Por su parte, Hunosa tampoco cierra la puerta a un nuevo uso industrial para las instalaciones del pozo Santa Bárbara. Así lo afirmó la propia presidenta, María Teresa Mallada, durante un encuentro con responsables de Incuna, el Ayuntamiento de Mieres y la Asociación Cultural y Minera ‘Santa Bárbara’. Además, también anunció que se realizarán una serie de actuaciones para garantizar la seguridad en las instalaciones en cuanto se decida la actividad para el exterior del pozo, también conocido como La Rabaldana.
Por su parte, desde el SOMA-FITAG-UGT se ha puesto encima de la mesa una iniciativa que pasa porque la Fundación Laboral de Minusválidos Santa Bárbara (Fusba) utilice las dependencias del pozo de La Rebaldana para impulsar dos nuevos proyectos: uno relacionado con el archivo de documentos (tanto en papel como en medios digitales), y otro relacionado con la oferta de servicios medioambientales y a comunidades de propietarios.
Para los responsables del sindicato, "el proyecto del pozo Santa Bárbara se encuentra con dos problemas que lastran su futuro". En este sentido apuntan a que por un lado, la rehabilitación de las instalaciones no fue integral, sino que solo afectó a una parte del conjunto. Por otra parte, "no se definió el uso que iba a dársele una vez acabadas la obras, aunque fuera tan siquiera a la parte rehabilitada". A juicio del SOMA "los proyectos culturales por si solos no garantizan que sean autosuficientes debido a que las administraciones no están dispuestas a soportar los costes de nuevas instalaciones si no son sostenibles por si solas en los gastos básicos de mantenimiento".

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Y mientras tanto, en el pozo san José...

Anónimo dijo...

al pozo santa barbara le venían dando uso hace años juventud que lo usaban como local de ensayo acondicionandolo ellos mismos con sus recursos, ahora no se usa para nada, está más guapo y ha salido más caro pero nadie le da uso, la eterna historia que se repite.