17/3/17

USTED DENUNCIA: Un paso de cebra necesario en la Numa Guilhou / Una acera interrumpida por una obra en Vega de Arriba

Les ofrecemos, como cada semana, dos nuevas denuncias enviadas por nuestros lectores. ¿Qué es lo que deben hacer para enviarnos sus denuncias y quejas, siempre que versen sobre asuntos relacionados con Mieres? Es muy sencillo: contactar con nosotros vía correo electrónico a elblogdelmierense@gmail.com, o a través de mensaje directo en Facebook o Twitter.
Pueden enviarnos escritos, vídeos, audios, imágenes, presentaciones en Power Point... Por nuestra parte, solo dos requisitos: la palabra ‘denuncia’ en el asunto del mail o del mensaje de Facebook o Twitter y, para los documentos gráficos, sí que pedimos que se adjunte una pequeña explicación de lo que se nos muestra y se pretende denunciar.

El cruce entre el paseo del río San Juan y el parque Juan XXIII, en Oñón, es el epicentro de la primera de las denuncias de esta edición.  
“Hay muchísima gente que pasa del paseo al parque, y al revés, justo donde acaba el paseo, una zona con una visibilidad buena, pero que no tiene algo que debería tener: un paso de cebra”, señala Eva.  
*Zona en la que debería pintarse el paso de cebra.
“No es cuestión de vagancia, pero sí que siendo algo que hace todo el mundo para no ir al paso de cebra que hay frente al Registro de la Propiedad y tener que pasar luego otro en Avenida de México o tener que ir hasta el del hotel para cruzar, creo que pintar un paso de cebra, con un par de señales verticales para avisar a los conductores sería un acierto. No me vale el tema de las distancias como excusa, porque en Numa Guilhou mismamente, a la altura del parque Jovellanos, hay tres pasos de peatones que están separados por menos de ocho o diez metros”, apunta nuestra lectora.
“Espero que a quien le competa tome nota de esta denuncia y hagan algo que tendría un coste mínimo y que permitiría a los peatones ganar en seguridad. En Santa Marina, detrás de la iglesia [en referencia a la calle Dolores Ibarruri] pintaron uno porque pasaba algo parecido a lo que pasa aquí”, finaliza Eva su denuncia.

*La gasolinera, cuyas obras permanecen paradas.
“No sé que pudo pasar para que la cosa quedara en suspenso. En mayo o junio del año pasado llegó una empresa, cogió la nave de al lado del parque de bomberos y se puso a trabajar para convertirla en una gasolinera. En agosto se pararon las obras y hasta hoy”. Sobre esas obras versa la segunda de esta entrega, que nos remiten Lino.
“Picaron la acera que había, que era bastante curiosa y vallaron al pie de la carretera para que nadie se acercara a la obra que lleva desde agosto abandonada y sin que se vea a nadie entrar o salir”, comenta nuestro lector, que añade que “el Ayuntamiento debería obligar a la empresa a restablecer el trozo de acera que quitó, o en su caso, a mover las vallas al lugar que correspondería, de seguir existiendo esa acera, para posibilitar el paso de viandantes”. 
“Es como si yo me pongo y pico la acera que hay delante de mi portal y la dejo así, con las baldosas levantadas, durante casi un año. Seguro que vendrían a llamarme la atención al día siguiente”, sentencia Lino.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

El tema de la gasolinera es muy interesante. ¿Qué pasó para que quedase así? Gran misterio. Trabajaron como hormiguitas durante el primer mes, parecía que abrirían en nada y de un día para otro, se acabó todo.
Coincido en que deberían obligarles tan siquiera a que devolviesen la acera, que es dominio público y en ese trozo hace falta.

Anónimo dijo...

Se oye que fue por temas de competencia movidos por la todopoderosa compañía que gestiona la gasolinera que está al lado. Se dice.

Xurde dijo...

Comparto el tema del pasu cebra y añado que nun entiendo cómo naide nun se dio cuenta nunca de que aende facía falta un pasu cebra, más dempués de facese'l paseu del San Xuan.