UN LUGAR PARA VIVIR: Pandel

Tres parroquias administrativas componen el valle de Turón: Figaredo, Turón y Urbiés, tal y como puede verse en el Decreto 9/2009, de 13 de febrero, sobre la toponimia oficial del concejo de Mieres. En esta ocasión visitamos PANDEL, un lugar perteneciente a la segunda de esas parroquias administrativas.

PANDEL es una aldea perteneciente, como antes comentábamos, a la parroquia administrativa de Turón. 29 son las personas que aparecen censadas en este pueblo, compuesto por una treintena de viviendas. Dista trece kilómetros de Mieres y se encuentra situado a unos 530 metros de altitud sobre el nivel del mar. 
 
 
En lo que a sus viviendas se refiere, predominan casas con antigüedad, reflejada en elementos como corredores o galerías. Junto a ellas, en esta aldea también se han construido en las últimas décadas distintos chalets y viviendas más modernas, como la que se construyó a partir de la última escuela que tuvo el pueblo, un edificio levantado en los años 60.
Etnográficamente, esta localidad cuenta con un lavadero relativamente moderno, construido para reemplazar el que tenían, destrozado tras un incendio que afectó a la mata en la que se ubicaba y donde aún pueden verse parte de los muros. Junto al lavadero, que tiene balsa y fuente, se sitúa un hórreo tapiado que podría estar mejor conservado. Unos metros más abajo se puede ver una fuente de los años 30 perfectamente mantenida. 
 
Los parajes que rodean a esta localidad y las vistas que desde ella se contemplan de la parte alta del valle de Turón son otros aspectos a destacar de este lugar, bien comunicado con la carretera que vertebra el valle a través de la MI-5, que une La Rabaldana con La Cabana.  Es también un pueblo galardonado: en 1994 se alzó con el primer premio del concurso Pueblo más Limpio de Mieres, que organizaba el Ayuntamiento, tal y como recuerda una placa que aún puede verse en una de las caleyas.
  
La carretera MI-5, de la que antes hablábamos, puede ser un paseo interesante por la zona. Desde ella es posible llegar a PANDEL, con una subida cuesta pero bajo la sombra de distintos árboles. Desde esta aldea es posible seguir subiendo y llegar hasta Carcarosa o bajar y recorrer otros lugares de la zona, como Espinos, La Faya o El Gabitu. En cualquiera de las opciones, las vistas están garantizadas. 
 
Terminamos este reportaje dando las gracias a Rubén, natural y vecino de PANDEL, por todas las informaciones que nos proporcionó sobre su pueblo y que hemos incluido en este reportaje, haciéndolo así mucho más completo.

Comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo vengo de este pueblo, pues mi bisabuela Brigida regentaba el bar que a la vez era bolera,,,dicho edificio es una casa con una gran galería.

      Eliminar

Publicar un comentario

NOTA: Se recuerda a los lectores la necesidad de comentar de forma educada y respetuosa.
Mantengamos esta web como un sitio donde las opiniones se expresen con educación y las buenas formas.
eQuipo de EL BLOG DEL MIERENSE