6/4/18

ENTREVISTA: María Cotiello, actriz y presentadora

Con apenas dieciocho años decidió dejar su Grillero natal para trasladarse a Madrid y estudiar Arte Dramático. Fue el comienzo de una carrera imparable, que la ha llevado a hacer cine, televisión y teatro. Reconoce que “el tiempo vacío esperando a que te llamen” es lo más duro de la profesión. Por eso lo llena con sus estudios de Filología hispánica y Asturiano e impartiendo clases de teatro a niños y adultos, entre otras muchas cosas.
De su trayectoria, del sector audiovisual y de Grillero, como gran embajadora que es de su pueblo, conversamos con la actriz y también presentadora María Cotiello.

“El mejor premio o reconocimiento que te puedes llevar es el de los tuyos, pues significa que haberte marchado de tu tierra y perderte tantas cosas importantes con ellos… no fue en vano”

-Debutó en el cine, tras hacer teatro y varios cortometrajes, de la mano de Emilio Martínez-Lázaro en la aclamada Las 13 rosas. ¿Qué recuerdos guarda de esta primera experiencia en la gran pantalla?
Las trece rosas fue una de las experiencias más bonitas que he tenido como actriz, y no ya solo por ser mi primer largometraje, sino por la historia que contábamos. Grabar en localizaciones como la tapia del cementerio donde fueron verdaderamente fusiladas, una cárcel en Segovia ya abandonada o “vivir” momentos como el fusilamiento con veintiséis militares auténticos apuntándote, es algo inexplicable.  Además, nuestro proyecto fin de carrera había sido Presas, una obra escrita para nosotros que contaba la historia de dieciocho personajes (trece mujeres) en una cárcel española durante el franquismo. Las trece rosas era por una parte mi sueño cuando salí de Escuela de Arte Dramático y por otra, el pago de una deuda histórica que yo sentía ya como personal.

*María debutó en televisión en el 2006
-A continuación su carrera se centró en series, como SMS (La Sexta), Amar en tiempos revueltos (TVE),  Hay alguien ahí (Cuatro) o Los protegidos (Antena 3). Eva, Matilde, Irene o Nuria, ¿con cuál de estos primeros personajes en televisión se quedaría?
Hay un personaje al que además de guardarle un gran cariño, considero uno de los más redondos de mi carrera: Matilde, de Amar en tiempos revueltos. Matilde era un personaje muy antagónico a mí, a mi forma de ser y sobre todo a mis ideales de vida. Una “niña” (no recuerdo exactamente los años que tenía) criada en el entorno de una familia franquista que actuaba siguiendo las directrices de la Sección Femenina. Pero resultó ser algo más, un personaje bondadoso e inocente al que disfruté mucho interpretando y al que, a pesar de todo, el público le cogió un gran cariño.

-En 2011 fue parte del elenco de 14 de abril. La República (TVE), una serie cuya primera temporada se emitió con éxito y que tiene una segunda rodada desde 2012, pero sin visos de emitirse. ¿Cómo vive un actor una situación como esta, con el trabajo ya hecho pero sin que el público pueda disfrutar de él?
El objetivo de nuestro trabajo es hacer que la gente se entretenga y disfrute viéndolo, y cuando esto no se da es como si en parte tu trabajo no hubiese servido para nada. Por otra parte, creo que es una falta de respeto al público negar la emisión de una segunda temporada, sobre todo cuando los motivos son únicamente políticos. No hay que olvidarse que el PP subió al poder y fue entonces cuando la segunda temporada de La República, a pesar de estar grabada y por lo tanto pagada por todos, no se emitió.

*Interpretó a Begoña en "Bajo sospecha"
-Desde 2012 no ha parado, con Bandolera (Antena 3) y la primera temporada de Bajo sospecha (Antena 3). En esta última Begoña, su personaje, hizo dudar al espectador sobre su posible implicación en la desaparición de su sobrina. ¿Disfrutan tanto los actores como los espectadores en series de este tipo, en las que nadie ni nada es lo que parece?
Los actores de Bajo sospecha no sabíamos quién había sido el verdadero asesino de la niña, únicamente aquel que lo había hecho conocía esta información. Eso implicaba que esperásemos ansiosos la llegada de cada guión y que las especulaciones entre unos y otros fueran las risas de cada día de grabación. Además, comparabas tus propias teorías con la de los espectadores que veían la serie, y resultaba cómico ver cómo muchos sospechaban de tu personaje cuando el tuyo era el único que sabías con seguridad que no había sido el asesino.

-La primera temporada de El Ministerio del Tiempo (TVE) y Seis hermanas (TVE) son sus dos últimas incursiones en la pequeña pantalla. En la primera daba vida a Nuria, la pareja de Irene (Cayetana Guillén Cuervo), ¿cómo vivió el aplauso que levantaron en el colectivo LGTB ambos personajes y su relación?
Me sorprendió gratamente que el público empatizara tanto con un personaje y una historia que tan solo duraba un capítulo en la vida del personaje de Cayetana y me alegró ver cómo mucha gente aplaudía la historia que contábamos al considerarla una especie de reivindicación del mundo LGTB.  Al espectador le gusta mucho identificarse con los personajes y lo que les ocurre y el mundo LGTB por fin, después de demasiado tiempo y a excepción de momentos puntuales, tiene la oportunidad de hacerlo.

*Caracterizada como Soledad en "Seis hermanas"
-Como comentábamos, Seis hermanas es su último trabajo en televisión. Echando la vista atrás observamos que en su trayectoria se encuentran series diarias y semanales por temporadas. ¿Qué diferencias hay a la hora de trabajar en unas y otras? ¿En qué tipo de serie se encuentra más cómoda?
El ritmo en el caso de las series diarias es mucho más rápido. En una semana pueden grabarse seis capítulos mientras que en el caso de semanal se puede tardar  dos semanas en grabar solo uno. No podría decantarme hacia unas u otras, las diarias son un entrenamiento brutal para el actor porque te exige el estudio de más guiones y un conocimiento de hacia dónde va o viene el personaje más amplio, pero las semanales son el caramelo que te permite profundizar, detallar y cuidar más  tu personaje. 

-También se aprecia su viaje por distintas épocas, desde 1939 en Las 13 rosas a 1916-1917 en Seis hermanas, pasando por finales de los años 40 en Amar en tiempos revueltos, comienzos de los 30 en 14 de abril. La República o finales del siglo XIX en Bandolera. ¿Se vive de distinta manera un rodaje de un producto de época que si de uno ambientado en la actual se tratase?
Yo creo que el rodaje no cambia según la época, pero sí el trabajo previo del equipo sobre todo artístico. Lógicamente tratamos épocas que no vivimos y que no conocemos de primera mano, por lo que la documentación e investigación previa al momento de la grabación es más exhaustiva.

-De todas las épocas en las que ha vivido en la ficción, ¿con cuál se quedaría? Y al revés, ¿a cuál de las que no haya viajado le gustaría hacerlo?
Como María me quedaría en la época actual sin dudarlo pero como actriz que interpreta un personaje me quedaría con todas. Cada una de ellas te permite trabajar cadencias de voz y movimientos distintos, te permite crear un personaje en función de circunstancias sociales muy distintas…y eso es impagable.

-En el cine la hemos visto hace unos meses en Como la espuma, una película de Roberto Pérez Toledo que busca romper, desde la comedia, diversos estereotipos sobre multitud de temas.  ¿Cómo vivió ese cambio de tono, hacia la comedia? ¿Cuesta más la comedia o el drama?
La comedia en mi carrera no ha sido muy frecuente a excepción de una serie llamada Ascensores para Paramount, por lo que fue algo que me hacía mucha ilusión, a mí y a mi madre que siempre me dice que a ver si hago papeles con los que no sufra tanto viéndome.  Es cierto que yo me siento más cómoda en drama porque es lo que más he hecho y hay que tener en cuenta que la película, a pesar de ser comedia, tiene un tono dramático subyacente que no pasa desapercibido.

*Desde hace dos temporadas conduce "De cai", en TPA
-También la vemos recorriendo los barrios más populares de Asturias como presentadora del programa De cai (TPA). ¿Qué balance hace de esta nueva experiencia con la que lleva ya dos temporadas?
El balance como presentadora para la TPA es muy positivo porque el programa que por suerte me tocó presentar era terriblemente gratificante. Había un contacto directo con las personas, algo que siendo mi primera experiencia como presentadora agradecí mucho. Se trataba de ser yo hablando con gente de la calle, y a mí eso siempre me entusiasma. Creo que hacer un programa en un plató sería muy distinto.

-Teatro, cine, televisión… No ha parado, trabajando desde muy joven. ¿Qué consejo le daría a todos aquellos que sueñan con ser actores? ¿Es tan dura esta industria como algunos la pintan?
Mi consejo es que luchen por su sueño, eso sobre todo, y que lo hagan con todas las fuerzas que puedan. Pero también que intenten cubrirse las espaldas con otros estudios o trabajos a los que poder recurrir si la profesión de actor no va como pensaban. Son muy pocos los actores que consiguen vivir de su trabajo y el “tiempo vacío esperando a que te llamen” aparte de muy duro, suele ser prolongado y no todo el mundo tiene la posición económica o la psicología suficiente para aguantarlo.

-Además de actriz también ultima sus estudios de Filología hispánica, con la especialidad de Asturiano, estudios que llevó a cabo de forma paralela a la actuación.   También ha hecho cursos de gaita, de capoeira… ¿En qué anda ahora mismo María Cotiello? ¿De dónde saca tiempo para tantas cosas?
Pues estoy precisamente terminando Grado en Español y haciendo las prácticas. Además doy clases de teatro a niños y adultos no profesionales. ¿El tiempo? Lo saco de ese “tiempo vacío esperando a que te llamen”…

-Como filóloga especializada en asturiano, no podemos evitar plantearle una pregunta sobre un tema muy de actualidad últimamente.  ¿Ve el asturiano como llingua cooficial en un futuro cercano?
La cooficialidad es el único camino para que el asturiano tenga futuro, y por suerte, ese camino está más cerca que nunca.

*Junto a los premiados como Mierenses en el Mundo 2015
-Dicen que es difícil ser profeta en la tierra de uno mismo, pero su trayectoria la ha llevado a ser reconocida con el galardón Mierense en el Mundo o a ser pregonera de festejos como San Xuan o los Mártires. ¿Cómo sientan estos reconocimientos?
El mejor premio o reconocimiento que te puedes llevar es el de los tuyos porque significa que el haberte marchado hace tantos años de tu tierra y perderte tantas y tantas cosas importantes con ellos… no fue en vano. Es una forma de agradecer y compensar a todos los que te apoyaron y se sacrificaron por ti, como es el caso de mis padres.

-Pese a vivir a temporadas en Madrid, siempre que puede vuelve a su Grillero natal. ¿Corrobora esa afirmación de que como en casa, en ningún sitio? ¿Qué es lo que más echa de menos cuando se encuentra fuera?
Como en casa en ningún sitio, y como en Grillero en ningún sitio. Yo soy una persona muy apegada y dependiente de  mi tierra, de mis raíces, de los míos, lo que hace que pasar el Negrón signifique sentirme siempre un poco más sola. ¿Qué qué echo de menos? Mis amigos, mi familia, el mi nenu, la sidra, el verde, el mar, los fritos de pixín, los cafés “aguaos” de mi madre, los tiempos verbales simples…echo de menos todo.

-Toca, para terminar, mirar al futuro. ¿Qué proyectos tiene entre manos?
¿Cuándo y dónde podremos volver a disfrutar de María Cotiello?
Mi proyecto más inmediato es terminar la carrera y al mismo tiempo, estoy en proceso de creación con varios proyectos de ficción y no ficción. Es decir, estoy esperando a que suene el teléfono, pero intentando llenar el “vacío”. En definitiva, estoy al otro lado de la línea currándome la vida más cercana que puedo a mis sueños. Gracies.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

En Amar en tiempos revueltos se marcó un papelazo. No solo por cómo era Matilde sino también por lo brutal de lo que le pasaba con su padre y cómo lo encajaban en la familia. Fue una trama muy dura para lo que era habitual en las series de después de comer. Recuerdo que a mí que me impactó muchísimo.

Anónimo dijo...

Como actriz no recuerdo haberla visto. Como presentadora en la tPA lo hace muy bien. Es pura simpatía y da gusto verla tratar con la gente.

Xurde dijo...

El so programa ye'l únicu programa en prime time nel que la presentadora fala asturianu tol ratu. Nun tenía que ser raro na TPA, pero lo ye. Nin Sonia Fidalgo o Laude Martínez con ser superasturianos lo faen.
Un gustu vete en "De cai" y oyer asturianu n'una tele que pagamos toos y toes.